Las comunidades vuelven a unirse al partir el pan

La Santa Misa volvió a las parroquias. Y así se celebraba una de las tantas que en la diócesis de Mendoza se han desarrollado con total normalidad durante la tarde de este sábado 12 de Junio.
En este caso en la parroquia de la Consolata en Guaymallén, un reducido grupo de fieles participó de la Eucaristía cumpliendo con el protocolo establecido por el gobierno provincial. Es importante destacar el valor que la comunidad católica le da a la celebración de la Misa porque en ella se conmemora la pasión, muerte y resurrección de Jesús, que es Dios hecho hombre. También se recuerda en cada Eucaristía el hecho de partir el pan en comunidad como lo hiciera Cristo con los apóstoles con el mandato de conmemorarlo.
El Pbro. Matías Taricco nos compartía algunas impresiones al término de la misa y nos decía: “lo más lindo es volver a experimentar lo que dice San Pablo en la segunda lectura, un mismo Pan comemos un mismo Cuerpo somos. La Eucaristía escindida de la comunidad no es Eucaristía real, es una cosa a mitad de camino, digamos. La verdadera Eucaristía necesita de la comunidad porque es la Eucaristía la que hace a la Iglesia y la Iglesia la que hace a la Eucaristía, así que celebrarla juntos es volver a celebrarla en su plenitud, es sentir que la vida de fe y la vida del Cuerpo de Cristo está vivo y el Cuerpo de Cristo está presente, realmente presente, porque está presente en la comunidad que celebra y por eso está presente en el altar que se consagra”.
También este nuevo protocolo dará lugar a que puedan celebrarse otros sacramentos como bautismos y casamientos, que en este tiempo de cuarentena de 80 días se habían visto
imposibilitados de celebrarse, salvo excepciones que se pueden contar con los dedos de una mano.
La riqueza del tiempo de aislamiento ha estado marcada por las nuevas formas de las que tanto sacerdotes como religiosos y religiosas se han valido para llegar a los fieles con misas, reflexiones, oraciones y mensajes, a través de las distintas plataformas digitales. Son aprendizajes y formas que han llegado para quedarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *