Comunicado de Prensa por COVID 19

Reunión del Arzobispo con el Intendente de la Capital

En horas de la tarde de hoy, el arzobispo de Mendoza, Mons. Marcelo Colombo y el vocero arquidiocesano P. Marcelo De Benedectis, fueron recibidos por el intendente de la Ciudad Capital, Dr. Ulpiano Suárez. El motivo de la reunión era conocer el alcance de las recientes disposiciones provinciales y municipales adoptadas en relación con la prevención del Covid19, más concretamente en relación con la Iglesia y su misión.

Del importante intercambio de ideas, quedó claro que de ningún modo se cierran las Iglesias ni se impiden las celebraciones, pero es clara la restricción que implica evitar cualquier tipo de aglomeración de personas. Deberán tenerse en cuenta, según las expresiones del mandatario capitalino, los criterios de relativa ocupación del espacio físico de los templos, así como un número reducido de personas a fin de cumplir con los objetivos de la nueva normativa. Asimismo, el intendente reconoció la importancia de la aplicación de las normas dentro de la especificidad propia de la Iglesia lo cual requerirá orientaciones específicas del Arzobispado.

De parte de la Iglesia de Mendoza, quedó clara la voluntad de cooperar al máximo con las medidas de prevención dictadas, así como la continuidad de sus servicios con los sectores más pobres a través de Cáritas y la Pastoral de la Calle. En este último caso, el Intendente comprometió ayuda en materia de dispositivos de aseo y cuidado, así como la asistencia de personal del estado capitalino para explicar normas y criterios de higiene. También se proveerá de material didáctico en relación con la campaña contra el Covid19 que ha iniciado el gobierno provincial y los municipios de Mendoza.

El arzobispo pidió se considere la particular atención a los pacientes ancianos y enfermos que prestan sacerdotes y voluntarios, y el intendente reconoció que esta figura está considerada dentro de la ayuda necesaria que se presta a esta específica población.

Finalmente, el intendente reiteró el deseo de seguir contribuyendo al diálogo interinstitucional y todos los participantes convinieron en que más que nunca, hay temas propios de una agenda común de la Iglesia mendocina y el Estado, al servicio de la población.

Mendoza, 16 de marzo de 2020
ARZOBISPADO DE MENDOZA