Comunicación del fallecimiento del Pbro. Raúl Galán (1944-2020)

“Servidor bueno y fiel, entra a participar del gozo de tu Señor.” (cfr. Mateo 21,23)

Circ. Nro. 37/2020

Queridos hermanos,

En horas de la mañana, ha partido a la Casa del Padre, a causa de la grave enfermedad que lo afectaba hace varios años, el Pbro. Raúl Galán. En él, todos recordaremos al sacerdote fiel y entregado a un fecundo ministerio pastoral al servicio de esta Iglesia mendocina.

Nació el 23 de noviembre de 1944, recibió la ordenación sacerdotal el 11 de octubre de 1980. Muy unido al nacimiento, organización y desarrollo inicial de nuestro Seminario Arquidiocesano “Nuestra Señora del Rosario”, desarrolló una intensa actividad sacerdotal en distintas comunidades de esta Arquidiócesis. Además de sus importantes servicios a nuestra Iglesia particular en las áreas de la formación sacerdotal y de la administración, desempeñó la misión de párroco en Nuestra Señora del Perpetuo Socorro (Chacras de Coria), Nuestra Señora de Luján de Cuyo (Luján de Cuyo), Nuestra Señora del Rosario (Junín), Nuestra Señora de la Candelaria (Maipú) y Nuestra Señora de las Mercedes (Bermejo, Guaymallén). Los últimos años vivió su entrega sacerdotal colaborando en la parroquia Corazón de María hasta su retiro a la Casa del Clero para la atención de su salud.

Deseo expresar las condolencias de la comunidad arquidiocesana a la familia y amigos del P. Raúl. Unidos a ellos, oramos al Señor para que lo reciba en su morada con amor y misericordia. La esperanza cristiana anima nuestra mirada y nos ayuda, aún en el dolor, a anhelar el reencuentro final, en Cristo.

Un agradecimiento especial deseo expresar a quienes acompañaron el calvario del P. Raúl en estos últimos tiempos: Las familias de la parroquia Corazón de María y el P. Willy Rubia, que lo ayudaban con los traslados, las sesiones de diálisis e internaciones médicas; a las Sras. Jessica y Mary, del Hogar sacerdotal, siempre presentes en las vicisitudes de la enfermedad y su compleja atención cotidiana, así como a los PP. Fabián Vilches y Osvaldo Scandura, y a Mons. Marcelo Mazzitelli por el acompañamiento del P. Raúl en este tiempo difícil.

En horas de la tarde, bajo las estrictas normas de protocolo sanitario exigidas por el tiempo que vivimos, lo despediremos con la celebración de la Eucaristía en la parroquia Corazón de María. Pido a los sacerdotes que hagan extensiva esta oración en las distintas celebraciones que tengan lugar estos días en sus respectivas comunidades.

Que junto a nuestra Madre, la Virgen de Luján, el P. Raúl interceda ante el Señor por esta Iglesia mendocina a la que amó y sirvió generosamente.

Siervo bueno y fiel, descansa en la Paz del Señor.

Mendoza, 27 de julio de 2020.
+ Padre Obispo Marcelo Daniel Colombo