El que quiera ser grande que se haga servidor

 

Fiesta de Santiago Apóstol

Unas dos mil personas se reunieron en la tarde del sábado para celebrar la Fiesta de Santiago Apóstol, patrono de Mendoza, frente a la parroquia que lleva su nombre, en la Peatonal Sarmiento de nuestra ciudad.

Una vez más, haciéndose peregrinos como el santo apóstol Santiago, miles de fieles participaron con fe y esperanza, pidiendo por las muchas necesidades de nuestra provincia, por la salud y bienestar de todos.

La Eucaristía estuvo presidida por Mons. Sergio Buenanueva, obispo auxiliar de Mendoza. En su homilía el obispo se refirió a las muchas enseñanzas evangélicas que el Apóstol Santiago nos mostró con su vida, y con su patronazgo nos está invitando a vivir intensamente el evangelio del don, del servicio y de la gratuidad.

“La figura del Apóstol Santiago, expresó, es un espejo en el que podemos ver reflejada la verdad evangélica de estas palabras: “Entre ustedes no debe suceder así. Al contrario, el que quiera ser grande, que se haga servidor de ustedes; y el que quiera ser el primero que se haga su esclavo” (Mt 20,26).

Al celebrar este año el 75 aniversario de la diócesis con un jubileo misionero, expresó el deseo de que sea pleno y con una esperanza de conversión personal y comunitaria. “Es mucho más que una actitud o una conducta, dijo, es todo un modelo de humanidad nueva, de ser hombres y mujeres según Dios, a imagen de Cristo, que siendo rico se hizo pobre (cf. 2Co 8,9), se hizo servidor de todos”. Y agregó: “Nuestro Salvador ha querido que su familia visible, la Iglesia, se rija por esta ley: es más grande el que sirve. Pero es también una gran aportación que los hombres y mujeres de fe podemos hacer a la sociedad mendocina”.

En sus palabras finales Mons. Buenanueva, recalcó: Aquel: “entre ustedes no debe ser así, el que quiera ser grande que se haga servidor”, pronunciado por Jesús, está inscrito en lo más hondo del corazón humano. Al mirar hoy, como creyentes y ciudadanos, la figura del Patrón Santiago, tenemos la oportunidad de volver a escuchar estas palabras y convertirnos a ellas”.

Celebración en el barrio Grosso de Guaymallén

Por la mañana, Mons. José María Arancibia, presidió la santa misa junto a la colectividad boliviana en la parroquia Virgen de Urcupiña, en Guaymallén.

Ya hace algunos años que esta comunidad celebra al apóstol Santiago, desde su propia cultura y devoción. El arzobispo acompañó la procesión por las calles del lugar e impartió la bendición a todos.

Abrir archivo de fotos