XIVª Jornadas de Pastoral de la Iglesia Diocesana en Mendoza.

 

Discíplulos misioneros de Jesucristo, en comunión para la vida de nuestro pueblo"

La pasada semana se realizaron en la Casa de Ejercicios de Lunlunta y en el Colegio de Nuestra Señora de la Misericordia, las XVª Jornada de Pastoral de la Iglesia en Mendoza.

En ella participaron, junto a Mons. José María Aracibia, sacerdotes, religiosos, religiosas, diáconos, seminaristas y laicos representantes de todos los espacios pastorales de la diócesis.

Desde el ser discípulos misioneros, el encuentro, tanto de los sacerdotes, consagrados, y laicos, fue la de participar abordando los nuevos desafíos que propone la aplicación del nuevo Plan Diocesano de Pastoral, con cuatro objetivos:

1. Afianzar la espiritualidad de comunión.
2. Evaluar la nueva etapa pastoral iniciada en Juntos Caminamos 2008.
3. Valorar el nuevo Plan Diocesano.
4. Comenzar una revisión participada y comprometedora de nuestra pastoral ordinaria a la luz del Plan de Pastoral.

En la jornada del último día, los laicos, evaluando la nueva etapa pastoral y valorando el reciente PDP, trabajaron sobre dos desafíos pastorales:

1. La fe en Jesucristo: el tesoro escondido y la perla preciosa - "La situación de la fe en Mendoza hoy”.

2. Imiten la generosidad de Jesucristo: siendo rico se hizo pobre - “La realidad socio-político-económica en Mendoza hoy”.

En los grupos se reflexionó de acuerdo a los siguientes pasos:

- Repasar el contenido del desafío.
- Consignar aquellas fortalezas y debilidades que de acuerdo al desafío y nuestra experiencia pastoral se quiere señalar.
- Posible vinculación con el Plan.
- Pasos a dar en el área en los próximos dos años.
- Para qué esto sea posible ¿en qué cosas necesitamos vivir mejor la conversión los laicos?.

En la sección Vida pastoral de esta web, ya se han comenzado a subir las primeras conclusiones de estos trabajos, las cuales se terminarán en breve.

En misa de cierre de la jornada, Mons. José María Arancibia, valoró la disposición de todos los agentes de pastoral y su aprecio y acierto pastoral en esta nueva etapa. "Estas jornadas, dijo el obispo, son un momento adecuado, donde estando presentes miembros de todas las comunidades, el obispo reunido con su gente, reflexiona y alienta para ver este nuevo Plan con una Fe más intensa y hacerlo como verdaderos discípulos misioneros".

"La fe en Jesucristo no es un capítulo más - explica - ceeer en Dios no es conocer cosas de Dios, es abrir el corazón hacia El. Ser creyentes es muy hermoso y grande, abrir el corazón a Dios, es confianza en algo que apenas vislumbramos, algo que esta más allá de nosotros".

De esta manera Mons. Arancbia llamó a tener fe y confianza en un Dios grande, y tener un tesoro, darlo a conocer a otros es aún más grande. Alentó a ser creyentes, a ser misioneros de la fe cristiana y sentirnos tocados por el Espíritu.

Al terminar su homilía, exhortó a vivir unidos a Cristo, que este nuevo PDP es un imperioso lllamado de la Iglesia a ser verdaderos discípulos misioneros, para que otros quieran ser de Cristo. "Recemos por este proceso y para que lo vivamos con esperanza y alegría", finalizó.

Galería de fotos en la sección Vida pastoral.