Pastoral Social llama a la moderación ciudadana

 

El Equipo Diocesano de Pastoral Social de Mendoza, ante la emergencia de los sucesos en Gualeguaychú y otros puntos del país en el prolongado conflicto del campo, llaman a la calma, a la reflexión y a la moderación a todos los ciudadanos, incluidas las fuerzas del orden.

Demasiados han sido noventa y más días de incertidumbre y fallas en un diálogo civilizado y constructivo, como para que acabemos con actos de represión que todos, seguramente, rechazamos en principio y en el caso concreto.

Con los Obispos, decimos que “ni la moderación en las demandas, ni la magnanimidad en el ejercicio del poder son signos de debilidad”.

Con ellos afirmamos que “situaciones como ésta que vivimos nos menoscaban como comunidad, nos aíslan del mundo y en definitiva perjudican especialmente a los más pobres”.

“Este conflicto ha puesto de manifiesto falencias profundas de nuestra vida republicana,...prueba del escaso aprecio que, como sociedad, otorgamos a la importancia y dignidad de la acción política”.

En la plena vigencia del estado de derecho y las instituciones de la república se encuentran los mecanismos suficientes para encontrar el cauce de solución al conflicto. Retornemos a la razonabilidad de seres humanos y ciudadanos de esta Nación que amamos y que es la casa común de todos los argentinos.

Equipo Diocesano de Pastoral Social
Mendoza, sábado 14 de junio de 2008