Se realizó Taller para Catequistas

 

Participaron 400 catequistas

Nota: Junta Arquidiocesana de Catequesis


Durante los días 25, 26 y 27 de febrero, unos 400 catequistas se dieron cita en el Colegio San Pedro Nolasco para participar de los Talleres de formación, profundización y reflexión: “Discípulos y misioneros de Jesús para que en Él tengamos vida”, organizados por la Junta Arquidiocesana de Catequesis.

Concientes de la necesidad de formación permanente, para responder a los desafíos de hoy y prepararnos en esta hermosa misión a la que Dios nos ha llamado, se dispuso nuevamente ofrecer un espacio principalmente de comunión, en el que todos juntos tuviéramos la oportunidad de crecer en el sentido de pertenencia a nuestra Iglesia Diocesana.

Durante las tres jornadas se trabajaron y profundizaron temas como:

* El documento de Aparecida ilumina y orienta nuestra catequesis, desarrollado por el Padre Daniel Forconesi, quien nos guió a través del documento, motivando su reflexión a partir de fichas de trabajo que luego fueron compartidas entre todos.

* La metodología catequística estuvo a cargo del Padre Juan Pablo Dreidemie y la Lic. Alejandra Martínez quienes supieron movilizar a los catequistas para trabajar el taller con gran interés.

* El tema de celebraciones en la catequesis fue desarrollado por el Padre Mauricio Haddad que brindó variadas estrategias y fundamentos litúrgicos para la organización y animación de las celebraciones.

* El taller de evaluación en la catequesis fue presentado por la profesora Miriam Marchetta, y apuntó a generar una toma de conciencia de la importancia de una práctica evaluativa que enriquezca la catequesis y, además, a la familiarización de técnicas e instrumentos que faciliten esta acción.

Durante estos tres días, se tuvo presente que es preciso mejorar, crecer y descubrir la forma en que los catequizandos hagan vida propia los ideales de Jesús y que junto con los catequistas sean testimonio vivo para aquellos que aún no viven la experiencia de Cristo, siendo sal, levadura y luz para el mundo.

En estos cursos-talleres se pretendió realizar una revisión crítica de las prácticas cotidianas sobre el documento de Aparecida, la metodología catequística, la celebración y la evaluación en la catequesis.

Además se buscó motivar a seguir en este camino ascendente hacia un crecimiento integral, que fortalezca la posterior aplicación y se actúe como agente multiplicador que encuentre nuevas posibilidades para atender a las necesidades de los catequizandos.

La Junta Arquidiocesana de Catequesis quiere agradecer a todos los que hicieron posible que este sencillo aporte se hiciera realidad. Al Colegio San Pedro Nolasco y todo el personal, por brindarnos el espacio y muchos de los recursos, a los sacerdotes que dieron su sí desinteresado, a los miembros de la Junta de Catequesis y a todos los colaboradores que trabajaron incansablemente, pero, sobre todo, a todos los catequistas que nos acompañaron y que continúan preocupados por formarse cada día más y mejor.