V Jornada Mundial de Reflexión y Oración sobre el flagelo de la trata y tráfico de personas.

 

.







Acercándonos al 8 de febrero, día en que la Iglesia celebra la memoria de Santa Josefina Bakitha, el Papa Francisco nos invita nuevamente a vivir una jornada de reflexión y oración sobre el flagelo de la trata y tráfico de personas.

Desde el Pastoral Migratoria de Mendoza, nos hacen llegar este pequeño pero no menos significativo recordatorio, para compartir con todas las comunidades, con el fin de unirnos en oración en este día tan espacial, rezando por nuestros hermanos que sufren este flagelo.

En el material que dejamos a continuación, encontrarán el motivo por el cual el Papa eligió este día en especial para unirnos en oración y algunas moniciones para rezar en la Santa Misa. Agradecemos su interés y compromiso para concientizar y luchar juntos por un mundo más digno para todos.

Descargar Material



“Migración sin Trata”

V Jornada Mundial de oración y reflexión contra la Trata de seres humanos, a celebrarse el 8 de febrero de 2019


El 8 de febrero la Iglesia celebra la memoria de Santa Josefina Bakhita, quien fuera secuestrada en Sudán siendo niña, vendida como esclava y trasladada a Italia. Una vez que consiguió su libertad, con la ayuda de la Superiora de las Hermanas Canossianas y el cardenal de Venecia, ingresó a la vida religiosa y dedicó su vida a compartir su testimonio de liberación de la esclavitud, consolar a los pobres y a los que sufrían.

El Santo Padre alentó “a cuantos están comprometidos a ayudar a hombres, mujeres y niños esclavizados, explotados y abusados como instrumentos de trabajo o placer, y a menudo torturados y mutilados. Deseo – expreso – que cuantos tienen responsabilidades de gobierno tomen decisiones para remover las causas de esta vergonzosas plaga, plaga indigna de una sociedad civil. Que cada uno de nosotros se sientan comprometidos a ser portavoz de estos hermanos y hermanas nuestros, humillados en su dignidad”.


Moniciones para la Santa misa

Monición de entrada:
hermanos nos convoca hoy la Palabra del Señor, palabra que nos guía siempre a la libertad . Nosotros hoy aquí, en este espacio de oración y celebración queremos unirnos al clamor de tantos hermanos que sufren esclavitud y explotación, y hacer de ese grito motivo de oración, para tomar conciencia, para estar al lado de las víctimas y para denunciar que la trata es una gravísima violación de los derechos humanos, que reduce al ser humano, creado a imagen y semejanza de Dios, a un estado de servidumbre y esclavitud. Hagamos de esta misa un gran pedido de liberación.

Preces: “Señor, liberanos de toda esclavitud”

* Por los millones de dolientes del mundo, atrapados en las redes de la trata de personas.
* Por las mujeres engañadas con falsas promesas que quedan sujetas a las cadenas de la prostitución.
* Por los niños, niñas y adolescentes sin sonrisas, explotados sexualmente, sometidos y vejados, condenados a una existencia sin futuro.
* Por los migrantes maltratados y forzados a trabajos indignos y serviles.
* Por los que son atrapados para la extracción y comercialización de órganos.
* Por las autoridades, para que atiendan y se ocupen de este grave problema con la seriedad y persistencia que corresponde.
* Por los victimarios y prostituyentes para que vean el horror y la inhumanidad de sus acciones y terminen con este aberrante negocio de comercialización humana.
* Por los hogares que padecen la angustia cotidiana debido a la desaparición de sus seres queridos, sustraídos por los traficantes de la vida.
* Oremos por los dirigentes de los países y aquellos que con sus decisiones conducen y condicionan el destino de los pueblos. - Que el Señor convierta sus corazones e inspire en ellos proyectos globales de humanización y desarrollo, de suerte que se respeten los derechos de todos y nadie quede tirado en la cuneta de la vida. -
* Que el Señor aumente en todos ellos la valentía para denunciar la injusticia, la generosidad para entregar lo que son y tienen en favor de otros, la compasión para estar cerca de los más débiles y la esperanza en la venida de su Reino.

Oración Final: Danos misericordia y fortaleza para ser instrumentos visibles de tu amor e ilumina nuestro hacer, para que podamos cortar las cadenas que esclavizan a millones de personas y les abramos caminos de esperanza. Que en esta tarea sigamos a Jesús que vino a dar la libertad a los oprimidos y seamos acompañados por su madre, María .AMÉN.


Oración por nuestros hermanos esclavizados

Dios de todos los pueblos, despierta
nuestros corazones y profundiza nuestro compromiso
de trabajar por un mundo donde todas las personas sean libres y
capaces de vivir sus vidas con plenitud y alegría.
Te pedimos
por la conversión de corazón de los traficantes y por
tener leyes fuertes que protejan a las víctimas.
Ayúdanos
a crecer en la consciencia de que todas las personas
podemos luchar contra la Trata de personas.
Concédenos
sabiduría, inspiración y valor para ser solidarios,
para que juntos compartamos la libertad que es un don tuyo para
toda la humanidad.
Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén