De la mano del Movimiento de Shoenstatt, se llevaron a cabo las Misiones Familiares 2019 en el Este mendocino

 

.







Durante todo el 2018 el consejo de las Misiones Familiares de Mendoza (MF) trabajó en conjunto para lograr buenos frutos en las mismas. El mismo estuvo conformado por un matrimonio coordinador (Viviana y Pablo Juárez), cuatro matrimonios y dos jóvenes por comisión: Infraestructura, Economía, Vínculos, Espiritualidad, Gráfica y ambientación y Liturgia.

El domingo 13 de enero, después de un arduo año de trabajo y preparación, comenzaron las tan ansiadas Misiones Familiares 2019. Las mismas se llevaron a cabo en la comunidad de San Expedito perteneciente a El Ñango, departamento de San Martín. Dicha comunidad depende de la Parroquia de “San Pedro y San Pablo”.

Ese primer día, a partir de las 18hs., Comenzaron a llegar los jóvenes al colegio que les daría alojamiento durante la siguiente semana. Esta comunidad misionera que se estaba gestando contó previamente con cuatro rodajes en los cuales se trataron temas como: “Carisma Schoenstattiano”, “La vida del P. José Kentenich”, “Ser Misionero hoy” y una pre-misión en dicha comunidad.

Luego de recibir a todos los misioneros y después de una hermosa actividad de encuentro, compartieron con mucho ardor y alegría la misa de apertura de las MF 2019. La misma fue presidida por el P. Leonardo Di Carlo (Director Diocesano del Movimiento de Schoenstatt en Mendoza) quien, por gracia de Dios, los acompañó y brindó su servicio durante toda la semana de la misión.

El día lunes los misioneros vivieron una jornada de retiro, predicado por el P. Leo.

A partir del día martes ya se contó también con la preciada compañía y colaboración del P. Pablo Mori (Asesor de la JM). Desde ese día la estructura de misión fue la siguiente: en las mañanas un momento de oración, envío apostólico y salida a misionar. Por las tardes, luego del almuerzo y de un momento de descanso, los misioneros tenían una pequeña formación que luego trabajaban en forma de taller con sus familias misioneras. Avanzada la tarde todos los misioneros se trasladaban a la capilla de la comunidad, capilla de San Expedito, donde realizaron en simultáneo actividades para niños, jóvenes y adulto. Con los niños y jóvenes se compartieron actividades recreativas y con los adultos se dictaron diferentes talleres: “Diálogo conyugal”, “Educación de los hijos” y “La Santidad en la vida diaria”. Se concluían las actividades con la comunidad con la misa diaria en la Capilla. Luego se regresaba a la escuela donde compartían actividades de vinculación y espiritualidad para fortalecer la “Comunidad Misionera”.

El día sábado, último día con la comunidad de San Expedito, se realizó una procesión por las calles del barrio que linda con la capilla. Al regresar a la misma se procedió a la bendición de la Ermita de nuestra Madre Tres Veces Admirable de Schoenstatt, la cual se encuentra en la parte externa de la capilla en una de las paredes laterales. Acto seguido se celebró la Santa Misa de cierre de la Misión. Por último, finalizada la misa, se compartió con los fieles misionados una peña con cena a la canasta.

Finalmente, el domingo 20 de enero por la mañana, se concluyó la misión con un hermoso momento de espiritualidad en el “Cenáculo”, santuario misión, y su posterior desarme despidiendo cada símbolo que había sido parte del mismo.

Damos gracias a Dios y a la Mater por este regalo del paso de su Gracia por la diócesis de Mendoza, que sigue alentando desde el Movimiento a la realización de las Misiones Familiares que se aprestan a dirigirse a un nuevo lugar de misión.

Algunas fotos de las misiones
Foto 1 Foto 2 Foto 3 Foto 4 Foto 5 Foto 6