Jornada Mundial por los pobres - Encuentro por la igualdad social: “Ámense con sinceridad y alégrense en la esperanza”

 

.







Los distintos grupos que conforman la Pastoral de Calle, compartieron una tarde con los hermanos que, semana tras semana, visitan en las plazas y comedores de Mendoza. La jornada tuvo lugar en la Iglesia Nra. Sra. de la Merced, ayer, lunes 19 de noviembre, acompañada de merienda, guitarra, reflexiones, para concluir con la celebración de la eucaristía presidida por el Arzobispo de Mendoza, Mons. Marcelo Colombo, y concelebrada por sus obispos auxiliares, Mons. Dante Braida y Mons. Marcelo Mazzitelli.

El encuentro se dio en el marco de la II Jornada Mundial de los Pobres instaurada por el Papa Francisco en el año 2017. Este año, bajo el lema de “Este pobre gritó y el Señor lo escuchó”, su Santidad nos invita a oír el clamor del pueblo y de aquellos que son marginados, vulnerados y olvidados por un sistema individualista y descartable. Desde la pobreza material, pasando por la trata de personas, la explotación laboral, los refugiados, Francisco invita al mundo a hacerse consciente de esta realidad que hoy se instala y destruye el alma.

Es así que, la Pastoral de Calle, con sus distintos grupos y parroquias, no dejó pasar una oportunidad para encontrarse con sus amigos de la calle que diariamente comparten una vianda, una charla, una oración en las plazas.

Cerca de las 16hs. una oración dio inicio al encuentro. Siguiendo la línea del salmo que encabeza la jornada mundial, se trabajó en dinámica para escuchar qué tenían ellos para compartir respecto a lo que se viene trabajando en cada lugar de encuentro. Se reflexionó desde la metodología de entregar la comida hasta la posibilidad de que ellos mismos también puedan colaborar con el apostolado.

Una pregunta fue la que más resonó. A ellos se les consultó que pensaban respecto al mito popular de [s]“si está en la calle es porque quiere”[/s]. Las respuestas fueron unánimes. Nadie elige estar en una situación así, pero la sociedad, la vida, las adicciones, las tristezas, no dejan paso a la libertad y uno a veces sólo debe buscarse el lugar para dormir y sobrevivir. Fue el gran grito de la tarde.

Durante las dinámicas de trabajo se comenzó a servir la mediatarde, acompañando con música, futbol y juegos.

Ya entradas las 18.30hs. se dio inició a la Celebración de la Eucaristía, donde ellos fueron los protagonistas, desde el comienzo, las lecturas, las ofrendas. Es que aquí somos todos iguales y dignos.

Escuchar audio de la homilía de Mons. Marcelo Colombo

Algunas fotos de la Jornada
Foto 1 Foto 2 Foto 3 Foto 4 Foto 5 Foto 6 Foto 7 Foto 8 Foto 9 Foto 10 Foto 11 Foto 12 Foto 13 Foto 14 Foto 15 Foto 16 Foto 17