3er domingo de noviembre: Jornada Mundial de Recuerdo de las Víctimas de Tránsito.

 

.







Estimados Hermanos el próximo domingo, 3er domingo de noviembre se celebra la Jornada Mundial de Recuerdo de las Víctimas de Tránsito.

Todos somos usuarios y por lo tanto protagonistas del quehacer del tránsito. Según el informe anual del Observatorio Vial en Argentina fueron 5.420 las víctimas fatales durante 2017.

El recuerdo de las víctimas, la contención y acompañamiento de los familiares, la concientización y toma de responsabilidad de todos es un compromiso de comunidad.

Un poco de Historia: El Día Mundial de Conmemoración de las Víctimas de Accidentes de Tráfico se celebró por primera vez en 1993 en el Reino Unido. Desde entonces, un gran número de países conmemoran este día. Fue creado en homenaje a las víctimas de tránsito y sus familiares por la difícil situación que atraviesan al tener que afrontar consecuencias tanto emocionales como físicas. El 26 de octubre de 2005, la Organización de las Naciones Unidas adoptó una Resolución mediante la cual se convoca a los gobiernos a que designen el tercer domingo de noviembre de cada año como el Día Mundial de Conmemoración de las Víctimas del Tránsito. Este año la celebración tiene lugar el próximo 18 de noviembre.

Un día para rezar, acompañar y concientizarnos. Desde la Pastoral de la Carretera, área de la Pastoral Migratoria e Itinerante de la Arquidiócesis de Mendoza, les hacemos llegar una propuesta para rezar y recordar a las Víctimas de Accidentes de Tránsito. Ya que el tercer Domingo de Noviembre es la fecha elegida desde la ONU para que a nivel mundial se trabaje en la concientización de la seguridad vial y recordar a las víctimas de accidente de tránsito es una oportunidad no sólo para rezar, sino también acompañar a los familiares que existan en nuestra comunidad que hayan tenido esa dura experiencia y trabajar en la prevención. Es una propuesta para hacer dentro de la Eucaristía, y una oportunidad para reflexionar nuestra responsabilidad y rezar por quienes sufrieron esta triste realidad.
Recordemos que en 2017 han perdido la vida por accidente de tráfico más de 333 personas sólo en Mendoza con 10695 siniestros de distinta gravedad.



Introducción a la Eucaristía…
La vida y su rumbo cambian de un momento a otro. En un segundo o menos la que puede ser una vida próspera, productiva, dedicada al amor y al servicio, se trunca por un accidente de tránsito.

Se siega la vida y se siega la posibilidad del grupo familiar de compartir con quien se fue. Padres sin hijos, hijos sin padres, hermanos, tíos, abuelos.

El drama de los accidentes de tránsito no toca solo a las víctimas sino a sus familias. Corroe con cada nueva víctima los cimientos de una sociedad que no cuida la vida, la integridad y la salud de sus miembros.

Luego del accidente viene la crisis económica por la salud deteriorada con secuelas graves o leves, permanentes o temporales, o por la muerte de quien fue atropellado.

Resarcir el dolor de un ser querido fallecido en un accidente vial es difícil, sobre todo si la impunidad y los derechos de quien es la víctima y sus familias es transgredido por la justicia, por el sistema de salud, por la sociedad insolidaria. Desde la Iglesia Católica nos unimos en Oración por las Víctimas de la Accidentalidad Vial y sus familias. A la par con estas acciones queremos generar actitudes de mayor conciencia y prevención.


ORACIÓN DE LOS FIELES

Celebrante
Elevemos, hermanos, nuestra oración suplicante al Señor, Padre de misericordia y Dios de todo consuelo, en este Día en Recuerdo de las Víctimas de Accidente de Tráfico.

1 - Por la Santa Iglesia de Dios, por el Papa Francisco que hoy nos invita tener un gesto concreto por la JORNADA MUNDIAL POR LOS POBRES, que con su palabra y ejemplo nos estimule a valorar el don de la vida y velar por su dignidad de cada persona. ROGUEMOS AL SEÑOR
2 - Por las personas que como consecuencia de un accidente de tráfico padecen una discapacidad, para que nunca les falte la ayuda económica para una vida digna, ni un Buen Samaritano que les ayude y se preocupe de ellos. ROGUEMOS AL SEÑOR
3 - Por las familias y cuidadores de todos los que un accidente de tráfico ha dejado malheridos o con graves secuelas y no pueden valerse por sí mismos, para que nunca desfallezcan en su servicio ROGUEMOS AL SEÑOR
4 - Por los conductores, pasajeros y peatones, para que sean respetuosos de las normas de tráfico y en todo momento sean vigilantes y responsables para poder llegar felizmente a su destino. ROGUEMOS AL SEÑOR
5 - Por el eterno descanso de todos nuestros hermanos difuntos, principalmente los más de 333 que ya han fallecido este año 2017 en Mendoza; para que el Señor, padre misericordioso, les conceda su Reino y a sus familiares el consuelo de estar con ellos un día en el cielo. ROGUEMOS AL SEÑOR

Celebrante Escucha: Dios de bondad, Dios de la Vida, Padre nuestro, las súplicas que te hemos presentado y por la intercesión de la Virgen, nuestra Madre, concédenos cuanto con fe te hemos pedido. Por Jesucristo.

Oración por las víctimas del accidente de tráfico
Ante la Virgen Ntra. Sra. del Buen Viaje, te pedimos que sea consuelo para todas las familias que han sufrido las consecuencias del accidente de tráfico, que ha sumido en el dolor y el luto a sus hijos.
Con el corazón puesto en la misericordia divina, recemos todos juntos en sufragio de quienes están ahora en la presencia de Dios y por los heridos que luchan por la vida.

Dales, Señor el descanso eterno, y brille para ellos la luz perpetua.

Bendición final:
Invoco la compasión del Señor para todos los que perdieron sus vidas de manera trágica en las carreteras. Le pido a Dios que apoye a los lesionados, que frecuentemente sufren de por vida, así como lo hacen sus familias, que los ayudan en sus momentos de sufrimiento y aflicción. Pido a los automovilistas que conduzcan con cuidado y responsabilidad, para que todos los conductores respeten al prójimo” Amén


P. Francisco Bernardi
Delegado Pastoral Migratoria e Itinerante
Pastoral de la Carretera