En Lunlunta, se realizó el XI Encuentro Diocesano de Secretarios/as

 

.







En primera persona, uno de los organizadores del encuentro nos cuenta lo vivido en el XI Encuentro Diocesano de Secretarios/as que se realizó en Lunlunta.

La Jornada compartida el lunes 21 de mayo pasado fue realmente fecunda y productiva. Damos gracias a las más de 60 secretarias/os que, disponiendo del día, organizando sus familias, hicieron el esfuerzo para compartir esta hermosa jornada.

Este año nos animamos a retomar la propuesta de poder tener una jornada completa, y elegimos la Casa de Retiros “Ntra. Sra. del Tránsito” en Lunlunta, Maipú.

Al Decanato Godoy Cruz le solicitamos la preparación de la oración inicial, que con gusto realizaron, recordando palabras que Mons. Carlos María Franzini empleara en la oración que él mismo había hecho en el encuentro de secretearios/as del año 2015.

El día transcurrió en un clima alegre, sereno y de gran fraternidad. Por primera vez se pudieron abordar todos los temas previstos, dando mucho espacio para el diálogo, las preguntas, experiencias y la reflexión.

Hacia el final del encuentro contamos con la presencia del Obispo Auxiliar, Mons. Marcelo Mazzitelli, quien tuvo un momento de presentación y luego presidió la Misa.

Nos queda la certeza de que, destinar un espacio al encuentro es dar la posibilidad a que Dios se haga presente e ilumine las distintas realidades, la misión y el servicio que nos une en esta Iglesia diocesana, que hace la opción de ser una Iglesia pobre, servidora de los pobres, las familias y los jóvenes.

Algunas valoraciones:
- Confirmamos que somos una Iglesia viva, al servicio de la gente, una suerte de encuentro con “las enfermeras/os del hospital de campaña” del cual habla el papa Francisco. Era evidente el gran amor por la Iglesia de esta gente y su entrega generosa y alegre.
- La gran respuesta de tantos Secretarios/as habla por sí misma, la necesidad de encontrarse, escucharse, compartir, preguntar, buscar respuestas,… y todo esto para SERVIR ANUNCIANDO EL EVANGELIO.
- Poder generar el encuentro por Decanatos.
- Tomar conciencia de la desproporción de la tarea. En muchos casos el sentido común no alcanza y hay que saber un poco de derecho, un poco de psicología y también tener un poco “calle” y buen trato.
- Pudimos renovar el compromiso de este servicio desde el encuentro con Jesús, y que cada día tenemos que encomendarnos a Él para poder ser “la puerta” de nuestra querida Iglesia.
- Damos gracias por el testimonio del Decanato Godoy Cruz. Es un claro ejemplo de trabajo en equipo, de retroalimentación y de comunión.
- Se valoró mucho el material entregado y la explicación detallada del mismo, explicitando algunas preguntas o particularidades de la tarea.

Por esto y por todo lo compartido, damos gracias al Señor que nos ha puesto en esta tarea y nos llama a renovar cada día la respuesta a su llamado: “Vayan y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos…”, con la memoria agradecida, sabiendo de su fidelidad: “y yo estoy con ustedes hasta el fin del mundo”. (Cfr. Mt 28, 19-20)

El encuentro en imágenes:
Foto 1 Foto 2 Foto 3 Foto 4 Foto 5 Foto 6