UPA festejó su 4to año de vida con las personas en situación de calle

 

.







Desde el grupo UPA (palabra que hace referencia al gesto de “alzar al necesitado”), que trabaja junto a otros grupos que conforman la Pastoral de la Calle, nos cuentan cómo ha sido el festejo de sus 4 años de actividad pastoral con las personas en situación de calle. Les ofrecemos a continuación la nota que nos han enviado.


El día martes, 8 de mayo, UPA festejó sus 4 años de vida en la plaza España con toda la gente en situación de calle. Fue una noche especial a pesar de que veíamos que el cielo estaba lleno de nubes a punto de estallar, pero gracias a Dios eso no pasó.

Empezó la jornada como cualquier otra. Varios integrantes del grupo se juntaron horas antes a preparar la comida que todos íbamos a compartir esa noche. Pero no era un día como cualquier otro, tenía un toque especial.

No sólo estábamos las personas que íbamos siempre, sino que fueron a ayudar y festejar algunas personas que actualmente no están en el grupo activamente, pero que dejaron su huella dentro del mismo. También se hicieron presente las señoras de Caritas de la parroquia, las chicas del Hotel Hyatt, varias personas del mayorista Oscar David y, también, nuestro querido Obispo Dante Braida. Y todos estábamos trabajando en conjunto unidos por ese Amor que encontramos todos los martes en la plaza, ese Amor que Dios nos demuestra a través del hermano. Unos hacían la comida, otros el café, algunos estaban con las tortas y el resto en la parte de decoración. Y antes de partir hacia el festejo, el canal 7 de Mendoza se acercó a filmar y pedir algunos testimonios del trabajo que realizamos semanalmente.

Cuando llegó el momento de ir a la plaza, el padre Marcelo De Benedectis nos dio la bendición, y que mejor manera de empezar el festejo. Cuando llegamos a la plaza, la música, las charlas, saludos y sonrisas se hicieron presente en la noche del martes. Hubo un clima de fiesta. Empezamos con la oración de inicio y luego todos de forma ordenada hicieron la cola para recibir su porción de locro con pan y jugo. Luego de que todos, incluidos los integrantes de UPA, comimos y compartimos la cena, llegó el momento de cantar el cumpleaños y soplar las velitas, para luego dar paso a la entrega del postre, que eran las tortas de cumpleaños.

Para finalizar, hicimos una ronda gigante en la cual estábamos todos agarrados de las manos, donde pusimos nuestras intenciones y agradecimientos por la hermosa noche que Dios nos había regalado, y le entregamos a nuestra Madre ese festejo y todo lo que habíamos podido compartir. No pudo terminar de mejor forma, todos felices y agradecidos, y no con nuestro trabajo, sino con algo mucho más importante, con el amor que Dios le expresa, a través de nosotros, a los hermanos más carenciados, diciéndoles: “yo estoy acá con vos”.

El festejo en algunas fotos
Foto 1 Foto 2 Foto 3 Foto 4 Foto 5 Foto 6 Foto 7