El viernes 16 de marzo, en la parroquia Santiago Apóstol y San Nicolás, Mons. Marcelo Mazzitelli predicó su primer Retiro de Cuaresma en Mendoza.

 

.







Como estaba previsto, el retiro organizado por el Secretariado de Espiritualidad, comenzó puntualmente a las 21 horas. La bienvenida estuvo a cargo del párroco, el padre Marcelo De Benedectis, quien dirigió breves palabras, plenas de esperanza y de alegría, a la comunidad congregada -más cien personas-, finalizando con la exclamación: “¡Vamos de la mano de nuestro Buen Pastor… Bienvenidos!”.

Inmediatamente se expuso el Santísimo Sacramento, invocando al Espíritu Santo con el canto “Ven Espíritu de Dios”, a lo que siguió un momento de intenso recogimiento.

Después de un tiempo, Mons. Mazzitelli, Obispo Auxiliar de Mendoza, comenzó su predicación, haciendo hincapié en el llamado que el Señor hace a su pueblo, a cada creyente: “vuelvan a mí”, “conviértanse de corazón”.

La reflexión fue iluminada en dos momentos con los textos bíblicos de Oseas 2, 16-25 y de Juan 4, 5-42.

Con Oseas profundizó sobre la conversión y la memoria de la fidelidad del amor de Dios:

“‘Por eso voy a seducirla’: Frente al dolor de la infidelidad de la esposa-pueblo, Dios busca recuperarla seduciéndola, es decir apartándola del camino que llevaba para ‘conducirla al desierto’ (…) Dios que conduce a ese pueblo-esposa que le ha sido infiel con otros dioses, al lugar en donde puede hacer memoria de los tiempos que ha experimentado la presencia liberadora de Dios y en donde Israel no conocía a los dioses extranjeros y seguía fielmente a Yahveh. La conversión nos lleva a la memoria de la fidelidad, haciéndonos recuperar la identidad perdida.
‘Allí le hablaré al corazón’: (…) El deseo de lo perdido es respondido con la fidelidad que recrea vida con el perdón, abriendo la esperanza. En el desierto está la oportunidad de recuperar el ideal perdido, en el corazón de Dios, descubriéndonos profundamente amados, podemos responder con la fidelidad.
‘Yo te desposaré’: Dios suprime la historia de infidelidad de su pueblo, crea una realidad nueva, conduciéndolo a la disposición interior de ser fiel a la alianza. (…)

Nuestra fidelidad tiene como modelo la fidelidad del Hijo al Padre, en ocasiones en medio de una oscuridad misteriosa y afligida. Ser cristianos es ser fiel. Está vinculada a la obediencia sostenida, al amor que debe ser cuidado y permanente, es una gracia, un don”.


Tomando el texto de la Samaritana que se encuentra con Jesús en el pozo de Jacob de Juan, ahondó el tema de la conversión, sed de vida nueva:

(…)“Esta mujer sin tener consciencia va a ser conducida en un diálogo a descubrir sus ansias más profundas.
(…)La samaritana, desde la experiencia de la sed insatisfecha, pasa a descubrir la posibilidad de encontrar el agua que sacia, la vida plena, la vida eterna.
(…)La conversión, nuestra conversión no puede realizarse sino es entregando nuestra vida en su verdad, para que el Señor la recree en su misericordia, posibilitando la respuesta fiel al amor fiel de Dios.
(…) (La Samaritana), salió con la novedad que la renovó en la esperanza, dejo una historia para vivir una historia nueva. Tuvo noticia de una fuente nueva de donde brota vida nueva, vida en abundancia, vida eterna.


Terminando la reflexión, Mons. Marcelo concluyó diciendo: Todo encuentro con Jesús transforma la vida, siempre, es acercarnos a Dios, cada encuentro con él nos cambia la vida. Me pregunto cuanto nos disponemos a dejarnos encontrar (…). Me asombra que las personas que dicen tener fe no pueden responder quien es Jesús en sus vidas, ¿cómo es posible la fe sin el encuentro personal con el Señor?

Y conocerlo no sólo transforma el corazón, sino que impulsa a querer compartirlo, a anunciarlo, nos convierte en misioneros de la misericordia (…)


Pasado el tiempo dispuesto para este momento de reflexión y oración, el obispo, mirando hacia el Santísimo, expresó: “Aquí está el Pozo, aquí nos espera el Señor (…) aquí está la Fuente del Amor”.

El retiro finalizó a las 22.30 y Mons. Marcelo salió al atrio, donde saludó uno a uno a los participantes que se iban retirando, bendiciendo a quienes se lo solicitaban y estrechando manos con simpatía y sencillez.

Descargar textos y reflexión del Retiro de Cuaresma de Mons. Marcelo Mazzitelli

El Retiro de Cuaresma en fotos – Foto: Cristian García

Foto 1 Foto 2 Foto 3 Foto 4 Foto 5 Foto 6 Foto 7 Foto 8 Foto 9 Foto 10 Foto 11 Foto 12 Foto 13 Foto 14 Foto 15 Foto 16 Foto 17 Foto 18