La Arquidiócesis de Mendoza ya tiene tres nuevos sacerdotes para pastorear a su rebaño

 

.







El sábado pasado, 24 de febrero, los fieles de mendoza celebraron con inmensa alegría la ordenación presbiteral de tres de sus diáconos. La celebración eucarística, por medio de la cual Mons. Dante Braida confirió el segundo grado del orden presbiteral a Emilio Miguel Gil, Claudio Casorati y Marcelo Manuel Chirino, tuvo lugar en la Parroquia Nuestra Señora de los Dolores y Tránsito de San José de Ciudad.

La celebración inició puntualmente a las 10hs. de la que participaron numerosos presbíteros, diáconos, seminaristas, consagrados y laicos, que colmaron el templo. El Coro Diocesano “San Juan Pablo II” dirigido por Juanita Guevara, fue el encargado de los cantos de la misa, que inició con los acordes de Abrid las puertas a Cristo del P. Marcos Frisina y tuvo un fuerte acento folclórico al interpretar varias partes de la Misa Criolla.

Mons. Dante Braida inició su homilía reflexionando sobre el Evangelio proclamado de San Juan en su capítulo 21, en el que Jesús pregunta por tres veces a Pedro si lo ama. El prelado reflexionó que lo que pide Jesús a Pedro es “que lo ame con un amor total, con todo su ser”. Recordando las palabras de San Ambrosio, Dante manifestó que “La triple respuesta -de Pedro- confirmó el amor y borró el error de la triple negación”. Para cerrar esta idea Dante recordó las recientes palabras del Papa en su visita a Chile en el encuentro de consagrados: “Lo único que quiere hacer (Jesús) es salvar a Pedro”. […] Y se preguntaba el Papa: ¿Qué es lo que fortalece a Pedro como apóstol? ¿Qué nos mantiene a nosotros apóstoles? Una sola cosa: “(que) Fuimos tratados con misericordia”.

El Obispo afirmó que “en primer lugar estamos llamados a recibir el amor del Señor, a cultivar una apertura total a su Presencia”, y que esto se logra dejando “que el centro de nuestras vidas sea Él, lo que implica salir de nosotros mismos y dejar de lado toda autoreferencialidad”.

Tomando como referencia los lemas de ordenación de cada uno: “Denles Ustedes de comer”, “Yo soy tu servidor, hágase en mi según tu palabra” y “Yo he venido para que las ovejas tengan vida y la tengan en abundancia”, Dante remarcó el importante sentido de servicio que cada lema contenía.

Texto completo de la Homilía

La celebración litúrgica concluyó cerca del medio día, al final de la cual los fieles se acercaron a los nuevos sacerdotes para recibir la bendición, besar sus manos y expresar la alegría por el paso dado, donde no faltaron los gestos de afecto y rostros emocionados hasta las lágrimas.

Algunas fotos de las ordenaciones – Foto: Cristian García

Foto 1 Foto 2 Foto 3 Foto 4 Foto 5 Foto 6 Foto 7 Foto 8 Foto 9 Foto 10 Foto 11 Foto 12 Foto 13 Foto 14 Foto 15 Foto 16 Foto 17 Foto 18 Foto 19 Foto 20 Foto 21 Foto 22 Foto 23 Foto 24 Foto 25 Foto 26 Foto 27 Foto 28 Foto 29 Foto 30 Foto 31 Foto 32 Foto 33 Foto 34 Foto 35 Foto 36 Foto 37 Foto 38 Foto 39