Carta a la Comunidad de nuestro Arzobispo, Carlos María Franzini y su Obispo Auxiliar, Mons Dante Braida, sobre el nombramiento del P. Marcelo Fabián Mazzitelli, como nuevo Obispo Auxiliar de Mendoza

 

.







Mendoza, 10 de noviembre de 2017

Queridos hermanos:

Queremos compartir con todos ustedes una gran alegría: el Papa Francisco ha bendecido a nuestra Iglesia particular con el don de un nuevo Obispo Auxiliar, que viene a enriquecer y complementar nuestro ministerio episcopal para un mejor servicio en favor de todo el pueblo de Dios que peregrina en Mendoza. Nuestros desafíos pastorales son muchos y el empeño por responder a ellos con un creciente compromiso misionero por parte de todas las comunidades y los agentes pastorales nos ha movido a pedir al Papa esta gracia, más necesaria aún a raíz de la limitación que por razones de salud padece en este tiempo el Arzobispo.

Se trata del Pbro. Marcelo Fabián Mazzitelli, oriundo de la diócesis de San Isidro (Pcia. de Buenos Aires) y que actualmente sirve en la Congregación para el Clero de la Curia Romana. En su diócesis de origen ha sido Vicario y Párroco de la parroquia Santa Rita, de la localidad de Boulogne; formador y rector del Seminario San Agustín de la misma diócesis y misionero en Cuba por varios años. Con esta rica experiencia ministerial vendrá a sumarse al camino de renovación eclesial y pastoral que venimos transitando y aportará nuevas energías y luces para el ministerio episcopal que con mucha sencillez y entusiasmo queremos ofrecerles desde nuestra pobreza y limitaciones.

Al comunicarles esta noticia queremos invitarlos a unirse en la oración por el nuevo Obispo Auxiliar. Pidamos para él un corazón generoso y disponible para su nueva misión; para todos nosotros pidamos una creciente capacidad de acogida y el deseo de seguir acrecentando nuestra comunión eclesial para hacer nuestro anuncio más incisivo y convincente, ahora enriquecido con el servicio episcopal del P. Marcelo.

Dios mediante la ordenación episcopal tendrá lugar acá, en Mendoza, en los últimos días del año. En cuanto sea posible les comunicaremos información más precisa. Mientras tanto sigamos rezando y trabajando juntos en la “alegre y confortadora misión de evangelizar”.

Pidiendo a Nuestra Señora del Rosario y al Patrón Santiago que nos ayuden a todos a ser fieles a la voluntad del Padre, les enviamos nuestra afectuosa bendición.

+ Dante Gustavo Braida
Obispo Auxiliar de Mendoza

+ Carlos María Franzini
Arzobispo de Mendoza