El pasado lunes se realizó la Jornada de la Pastoral de Calle: “Unidos por el Cristo de la calle”

 

.







El día lunes, 16 de octubre, la Pastoral de Calle de la Arquidiócesis de Mendoza realizó el foro “Situación de calle y vulnerabilidad social: un abordaje desde la Doctrina Social de la Iglesia” en la Iglesia Ntra. Sra. de la Merced. Al encuentro llegaron participantes de diferentes grupos católicos que integran el trabajo con personas en situación de calle, de vulnerabilidad y riesgo social en general en toda la Provincia, para reflexionar, compartir y seguir apostando por este cambio social que tanto esperamos.

A lo largo de la Jornada los expositores nos recordaron la base de toda pastoral que busca ayudar a personas en situación de vulnerabilidad social, partiendo desde la verdad nacida del Evangelio “toda persona es digna y merece vivir dignamente”. La expositora Ángeles Furlani (Lic. En Administración de Empresas, con un Master en Doctrina Social de la Iglesia) nos invitaba a seguir persiguiendo ese sueño, donde el Reino de Dios que es justicia, verdad y misericordia sea posible hoy y para todos, pero a soñar con los píes en la tierra, desde acciones concretas y constantes, sin olvidar que todos somos protagonistas de nuestra historia.

Siguiendo el camino de Jesús, que nos enseño a ser callejeros de la fe, Javier Osimani y Gabriela Marchesini de la Pastoral Guadalupe, quienes realizan ya hace más de 12 años su apostolado con las mujeres en situación de prostitución, nos compartían su camino. Nos invitaban a agudizar la mirada, mirando desde Dios las realidades que nos toca acompañar, y así darnos cuenta que más que enseñar vamos a aprender, como lo hizo Jesús, que con los más pobres aprendió a dar toda lo que tenía para vivir y a caminar con la certeza que no somos nosotros los que llevamos a Jesús, sino que Él nos espera en cada esquina.

Hacia el final de la Jornada el horizonte seguía exponiéndose, Lourdes Puebla (Trabajadora Social del Área de Contingencia Social de la provincia), luego de su largo paso por el grupo pastoral UPA, nos compartió desde su desafío cotidiano como cristiana, de ser laica en el mundo de la política, también las acciones que desde el estado se realizan para acompañar las realidades de vulnerabilidad que hoy se viven en Mendoza. Nos invitaba a darnos cuenta cuanto le hace falta al estado nuestro aporte, no desde la crítica o la pelea, sino desde el encuentro y la construcción comunitaria, que aunque lenta, si se hace juntos es certera y real, porque nace del trabajo y el esfuerzo común. Fue un momento muy rico de compartir ideas, sueños y anhelos, porque como dice nuestro gran Pastor Papa Francisco, y parafraseándolo, la cultura del encuentro no es solo dialogo, sino acciones concretas que van transformando las diferencias en oportunidades de encuentro y construcción.

La jornada concluyo con la celebración de la eucarística precedida por el obispo auxiliar, mons. Dante Braida y el padre mercedario Pablo Ordoñez, y se cumplió la Palabra del Evangelio: “Los apóstoles se reunieron con Jesús y le contaron todo lo que habían hecho y lo que habían enseñado. Él, entonces, les dice: Vengan también ustedes aparte, a un lugar solitario, para descansar un poco. Pues los que iban y venían eran muchos, y no les quedaba tiempo ni para comer. Y se fueron en la barca, aparte, a un lugar solitario”. Y pudimos dar gracias por irnos, después de disfrutar de este descanso reparador, con el corazón lleno de esperanza, y alimentados con el Pan de Vida que sostiene cada paso que damos entre nuestros hermanos. Mons. Dante Braide nos decía al finalizar: “que hermoso ver tanta juventud, cuanta esperanza, y que bueno ver personas de diferentes edades que siguen construyendo el Reino, cada uno tiene su lugar en esta gran Familia que es la Iglesia”, y es algo que no debemos olvidar porque es desde nuestro lugar como se construye la vida nueva de Dios en esta sociedad, no desde grandes acciones sino como la viuda dando todo lo que tenemos para vivir.

Ya el 25 de mayo de este año, la Pastoral de Calle, que vienen tomando forma desde el año pasado, se encontró junto a todos los miembros en un retiro donde se compartieron charlas, momentos de oración y eucaristía. De allí salió el lema que identifica a la pastoral de calle: “unidos por el Cristo de la calle”.

Los grupos que integran la pastoral de calle y participaron del encuentro fueron:
Los Amigos de la Calle de la Comunidad de Schoensttat, UPA de la Pquia. Santiago Apóstol y San Nicolás, La casa de asistencia de la Merced, Pastoral Guadalupe, Hijos de la Virgen, Pastoral Cura Brochero y Pastoral San Alberto Hurtado de San Martín; Pquia. La Consolata, Mesa Tendida de la Pquia. Santa Bernardita; Delivery de Dios de Tunuyán; Pastoral del Migrante; Meraki de la Pquia. Sagrada Familia de Guaymallén, Grupo Olla de la Pquia. San Miguel de Las Heras.

El trabajo se realizó a modo de exposiciones y talleres; opiniones y puestas en común. Asistieron alrededor de 70 miembros de los distintos grupos. También se comenzó a planificar actividades para la I Jornada Mundial del Pobre que tendrá lugar el domingo 19 de noviembre próximo.

Orden del día de la Jornada

1-Espacio de oración: Adoración al Santísimo y Rosario.
2-Dignidad de la persona humana. Angeles Furlani (Prof. y especialista en DSI)
3-Momento de Oración Mariano a cargo de Pastoral Guadalupe.
4-La mujer y la calle. Pastoral Guadalupe.
5-Estrategias sociales. Lic. Lourdes Puebla (contingencia social)
6-Misa

Información para participar en alguno de los espacios de pastoral de calle:
Cristian García 155343164

Fotos de la Jornada
Foto 1 - Foto 2 - Foto 3 - Foto 4 - Foto 5 - Foto 6 - Foto 7 - Foto 8 - Foto 9 - Foto 10 - Foto 11 - Foto 12 - Foto 13 - Foto 14 - Foto 15 - Foto 16 - Foto 17 - Foto 18 - Foto 19 - Foto 20 - Foto 21 - Foto 22 - Foto 23 - Foto 24 - Foto 25 - Foto 26 - Foto 27 - Foto 28 - Foto 29