Las reliquias del Santo Cura Brochero peregrinaron en Mendoza y fueron recibidas con mucho gozo y devoción

 

.







Las reliquias de San José Gabriel del Rosario Brochero peregrinaron en Mendoza, y el equipo de la Obra por las Vocaciones Sacerdotales, que estuvo a cargo de la coordinación, nos cuenta cómo se desarrolló.


Con profundo gozo las reliquias del Santo Cura Brochero peregrinaron por la diócesis de Mendoza desde el jueves 20/4 hasta el viernes 12/5. Tomando palabras del papa Francisco, el lema que nos inspiró fue: “Que tu visita sea una caricia del mismo Dios y tu ejemplo despierte abundantes vocaciones”. El Equipo de la OVS (Obra por las Vocaciones Sacerdotales) acompañó la peregrinación de las reliquias ya que Mons. Franzini quiso darle un fuerte sentido vocacional.

Nuestro querido Santo Cura Brochero fue recibido con gran fe y emoción por las numerosas personas que fueron a su encuentro (laicos, consagrados, consagradas, sacerdotes, seminaristas), quienes oraron con unción y esperanza por sus intenciones particulares y por el despertar, fortalecimiento y perseverancia de las vocaciones sacerdotales y religiosas. Frente a las reliquias renovaron la llamada de Dios a la santidad. En cada lugar de su peregrinación las reliquias fueron recibidas con creatividad, tratando de encontrar el mejor modo de “agasajarlo”, agradeciendo su santidad y pidiendo su intercesión: con pétalos de rosas a su paso, niños agitando banderas papales y argentinas, el sonido de banda de música, agitando pañuelos; entradas en peregrinación, con vivas, con cantos y con fuertes aplausos.

Las reliquias recorrieron los 8 decanatos de nuestra diócesis: cerca de 40 parroquias con algunos encuentros decanales. Visitó los monasterios de monjas Dominicas y Carmelitas, casas de religiosas, los penales de San Felipe y Alma Fuerte, el penal de mujeres en el Borbollón, los hospitales Notti y Central, los santuarios de la Divina Misericordia y Shoenstatt. El Foyer de Charité, la Pastoral Universitaria, el Movimiento Juvenil Peregrinos. Colegios primarios y secundarios. El Seminario Arquidiocesano donde se realizó un momento de oración para jóvenes, que luego los seminaristas prolongaron en vigilia durante la noche. A la mañana siguiente todo el clero mendocino se reunió para rezar juntos y aprender del testimonio sacerdotal del Cura Brochero.

Podemos decir que San José Gabriel del Rosario pasó y movió corazones; fue como pensábamos “una caricia de Dios a nuestro pueblo”. Con asombro y agradecimiento experimentamos que Brochero no solo permanece en el corazón de sus serranos, sino que también ha entrado en el corazón de los mendocinos. Por ello hoy nace agradecido ¡Gracias Santo Cura Brochero! ¡Gracias Señor! por este don.

Equipo Diocesano de OVS

Algunas fotos de la visita
Foto 1
Foto 2
Foto 3
Foto 4
Foto 5
Foto 6
Foto 7
Foto 8
Foto 9
Foto 10
Foto 11
Foto 12
Foto 13
Foto 14