Comunicado de Prensa del Arzobispado de Mendoza: Dolor, indignación y justicia

 

.







Dolor, indignación y justicia

A todo el pueblo mendocino:

Ante los sucesos que son de público conocimiento en el Instituto Próvolo, queremos expresarles nuestro más profundo dolor, indignación y vergüenza por lo sucedido. Y manifestamos nuestra cercanía y apoyo a quienes han sido damnificados y sus familiares.

También comprendemos y compartimos el sufrimiento de toda la comunidad. Es un gran dolor. Al mismo tiempo los invitamos a unirnos para poder transitar este momento en busca de la verdad, la justicia y la paz y para procurar el mejor acompañamiento de quienes se sienten más dañados.

Con toda contundencia rechazamos cualquier acción de abuso contra menores y vulnerables o cualquier tipo de abuso, por considerarlo un grave delito humano, contrario a la fe y más aún cuando el abusador sea clérigo.

Queremos contribuir para que, con toda transparencia, puedan esclarecerse los hechos y colaborar en el acompañamiento de los afectados.

Por nuestra parte afirmamos:

- Que no hemos sido notificados de antecedes penales de los sacerdotes imputados.
- Tampoco hemos recibido denuncias o comentarios sobre irregularidades que hubieran sucedido en dicho Instituto; de haber ocurrido hubiéramos actuado inmediatamente.
- Valoramos que esto haya salido a la luz y la justicia esté llevando adelante la investigación correspondiente. Alentamos a seguir contribuyendo a esclarecer las hechos.
- Reiteramos cuanto ya dijimos en el primer comunicado del 27 de noviembre: “En cuanto esté al alcance de este Arzobispado, se brindará toda la cooperación que corresponda a las autoridades judiciales para el pronto esclarecimiento de los hechos denunciados”.

Ante los hechos sucedidos:

- Hemos quitado las licencias ministeriales a los sacerdotes acusados.
- Hemos dispuesto que se suspenda todo tipo de actividad pastoral en el predio del Instituto Próvolo.
- Hemos sido informados que la Santa Sede a través de la Congregación para la Doctrina de la Fe y la congregación para la Vida Consagrada ha tomado conocimiento de la situación, iniciando el proceso canónico correspondiente.
- Asi mismo, en comunicación telefónica, los Superiores de la Congregación del Instituto Próvolo, que residen en Verona (Italia)han manifestado la decisión de iniciar el proceso canónico que a ellos les corresponde.
- Hemos constituido una “Comisión de seguimiento y acompañamiento pastoral” para abordar esta dolorosa situación. Dicha comisión es interdisciplinar para afrontar los aspectos pastorales, educativos, psicológicos, jurídicos y comunicacionales. Buscamos con ello favorecer un abordaje transparente, integral y transversal que esta compleja causa requiere.

Ofrecemos:

A los damnificados y sus familiares el servicio de la fundación ACCIONAR para su acompañamiento profesional. A los docentes y no docentes el acompañamiento pastoral del CONSEC (Consejo de Educación Católica de Mendoza). Manifestamos nuestra disposición a dialogar, acompañar y sanar.

Finalmente queremos expresarles que estamos haciendo todo lo que está a nuestro alcance y según la legislación de la Iglesia, aún teniendo en cuenta las dificultades propias de las distancias que nos separan de los Superiores de la Congregación del Instituto Antonio Próvolo.
Nos ponemos a disposición de la justicia del Estado para contribuir mutuamente en el caso que nos ocupa.

Nuevamente expresamos nuestro dolor y cercanía a la comunidad, particularmente a quienes están más afectados, y el compromiso de arbitrar todo medio a nuestro alcance para que nunca más esto pueda suceder.

En la sede del Arzobispado de Mendoza el viernes 2 de diciembre de 2016


Carlos María Franzini
Arzobispo de Mendoza

Dante Braida
Obispo Auxiliar de Mendoza

Pbro. Mario Marcelo De Benedectis; Pbro. Adrián Hernández; R. P. Jorge Eduardo Carreras csj; Pbro. José Martín; R. P. Alejandro Bejar mc; P. Esteban Omar Pavéz; Pbro. José Gerardo Virga; Pbro. Daniel Alberto Manresa; Pbro. Gerardo Raúl Aguado; Pbro. Fabián Bernardo Vilchez; R.P. Boris Escobar cssr; Pbro. Diego Alejandro Resentera; Pbro. Aldo Félix Vallone; Pbro. Mario H. Panetta
Consejo Presbiteral de la Arquidiócesis


Descargar comunicado