Se cerró de la Puerta Santa de la Misericordia en la Catedral de Loreto

 

.







El pasado domingo, 20 de noviembre, Solemnidad de Cristo Rey y conmemoración del día del laico, se cerró de la Puerta Santa de la Misericordia en la Catedral de Loreto. La celebración eucarística estuvo a cargo del Arzobispo, Mons. Carlos María Franzini y fue concelebrada por el Obispo Auxiliar, Mons. Dante Braida y algunos sacerdotes. También participaron diáconos, seminaristas en un templo colmado de fieles.

A partir de las 10 de la mañana algunos miembros de la Pastoral de la Salud y de Cáritas tuvieron la tarea de recibir a las personas que se acercaban a la Catedral como peregrinos, entregando una estampa del Año de la Misericordia y recordando las condiciones para obtener la indulgencia dispuesta por el Santo Padre. Además se indicaba en donde dejar las Biblias que las personas traían, como gesto concreto de misericordia, destinadas a la evangelización de las comunidades del desierto de Lavalle.

A las 10:30hs., mientras se realizaba la procesión de entrada para celebrar la santa misa, el Coro Diocesano de Mendoza “Juan Pablo II” entonaba el himno del Año Santo “Misericordiosos como el Padre”. Luego de las lecturas propias de la Solemnidad de Cristo Rey, se escucharon los testimonios de 3 agentes pastorales: de Cáritas, Pastoral de la Salud y de la Pastoral Carcelaria. Estas personas dieron su testimonio sobre los 3 grupos pastorales de opción diocesana en el jubileo de la misericordia que indicaran los obispos en la Carta Pastoral de Cuaresma 2016.

Luego el Arzobispo pronunció la homilía en la que se refirió a la gracia que significó este Año Santo de la Misericordia y que para que esta sea verdadera, debe ser traducida en “vida misericordiosa”. “El Año de la Misericordia ha sido un estímulo, una invitación, un desafío a la vida de cada uno, individualmente, de nuestras comunidades cristianas […] La misericordia, si no se hace gesto concreto, todavía no es misericordia cristiana”, expresó el prelado. También hizo referencia a que la clausura de este jubileo coincide en la Solemnidad de Cristo Rey, un rey que no lo es a modo mundano, por su poder o por su brillo, “sino un Rey que paradójicamente reina desde el trono de la cruz”, un Rey que se olvida de su propio bien en pos del bien nuestro. Finalizó la homilía enfatizando “cerramos hoy la puerta santa de la Misericordia, ojalá que abramos cada vez más el corazón al corazón misericordioso de Jesucristo, nuestro Rey”

Escuchar audio de la homilía

Previo a la finalización de la Santa Eucaristía se procedió al cierre de la Puerta Santa. Se invitó a todos los presentes a salir por la Puerta Santa siendo el Arzobispo el último en atravesarla y cerrarla. Se rezó la oración del jubileo y el coro realizó un canto de acción de gracias por el Año Santo.

Algunas fotos de la Misa de cierre de la Puerta Santa

Foto 1 - Foto 2 - Foto 3 - Foto 4 - Foto 5 - Foto 6 - Foto 7 - Foto 8 - Foto 9 - Foto 10 - Foto 11 - Foto 12 - Foto 13 - Foto 14