Bajo el lema: “Catequista, sé misericordia de Dios”, se realizó el Encuentro Diocesano de Catequistas

 

.







El sábado 8 de octubre tuvo lugar el Encuentro Diocesano de Catequistas organizado por la Junta Arquidiocesana de Catequesis de Mendoza (JAC). Elmismo tuvo lugar en el Colegio “Nuestra Señora de la Misericordia”, entre las 8:30 y las 12:30hs.

La jornada contó con la iluminación del sacerdote misionero Carlos Arce, la oración del Obispo Auxiliar, Mons. Dante Braida, la presentación de materiales catequísticos de diversas editoriales y el cierre de la Jornada con la Santa Misa celebrada por el Arzobispo, Mons. Carlos María Franzini.

Testimonio de Leonela Mendoza, participante del Encuentro Diocesano de Catequistas

CATEQUISTA, SÉ MISERICORDIA DE DIOS

El pasado sábado 8 de octubre, en el colegio de la Misericordia, se celebró el día del Catequista, organización que estuvo a cargo de la Junta Arquidiócesis de Catequesis.

La Jornada, estuvo cargada de actividades que nos permitieron rezar acerca de nuestro modo de ser y hacer catequesis, llamado que nos invita siempre a estar atentos a la voluntad de Dios.

La actitud del catequista, debe estar marcada por la oración de rodilla, que nos invita a seguir creciendo en nuestro ser discípulo de Jesús, a los pies del Maestro nos ponemos atentos a la escucha de la Palabra, creciendo en nuestra vida sacramental y saliendo a compartir esta experiencia, con nuestros hermanos. Por eso no podemos separar la misión, de la vida del catequista; misión que nos lleva al encuentro del otro, que reconozco como mi prójimo, para que en el caminar, sepamos compartir esto, que no es otra cosa que el amor de Dios.

Estos aspectos, lo fuimos profundizando en ciertos momentos del encuentro, a través de la oración de parte de nuestro Obispo Auxiliar, Mons. Dante Braida y de la reflexión a cargo del Padre Arce, quien es uno de los misioneros nombrado por el Papa Francisco con motivo del Año de la Misericordia. Luego tuvimos un momento hermoso con las Editoriales de Mendoza y de provincias vecinas, que nos permitieron acceder a material de apoyo para salir al encuentro del hermano. Y como broche de oro, compartimos la Eucaristía a cargo de nuestro Arzobispo, Mons. Carlos María Franzini.

Como catequistas, es una alegría enorme el poder vivir como Iglesia Diocesana un encuentro con personas que comparten lo tuyo, y eso no es algo, sino alguien: Jesús.

Compartir a Jesús es la misión de todos nosotros, que nos invita a salir al encuentro del otro, mirarlo a los ojos, tomarle de la mano y decirle “Se feliz, Dios te ama”. Nuestras catequesis están marcadas de momentos donde lo importante es compartir la experiencia de sentirse amados por Dios, y que como Él nos ponemos a caminar, anunciando el Evangelio de la Vida, el Evangelio del Amor, el Evangelio de Jesús.

Como nos dice la bula “Misericordiae Vultus”, Jesucristo es el Rostro misericordioso del Padre, en él, encontramos el modo de vivir este aspecto de Dios, en nuestra vida concreta, en nuestra vida familiar, laboral, pastoral.

Este encuentro nos ayudo a “cargar pilas”, para ver mi modo de ser catequista, como “mirar con el corazón la miseria de mi hermano”, que mi acción pastoral está marcada por la misericordia, aprendiendo como dice San Pablo a “Tener entre ustedes los mismos sentimientos de Cristo Jesús” (Flp 2, 5). De esa manera, todo el “encuentro” va a estar marcado por salir al ENCUENTRO del otro, al que reconozco como mi prójimo.

El encuentro refleja la metodología de la catequesis, que iniciamos con la Oración, donde el reflexionar sobre las cosas de Dios es parte (momento a cargo del Padre Carlos Arce), donde la formación es importante (stand de las Editoriales), el compartir con el otro es fundamental y donde el centro de todo: la Eucaristía, no debe faltar nunca.

Si te lo perdiste, súmate el año que viene, si estuviste, compartirlo con tu comunidad, para que todos podamos vivir como dice el lema: “Catequista, se misericordia de Dios”.

Cierro con una frase que resume toda nuestra vida cristiana: «Conocer a Jesús es el mejor regalo que puede recibir cualquier persona; haberlo encontrado nosotros es lo mejor que nos ha ocurrido en la vida, y darlo a conocer con nuestra palabra y obras es nuestro gozo» (APARECIDA n.º 29).

Algunas fotos el Encuentro
Foto 1 - Foto 2 - Foto 3 - Foto 4 - Foto 5 - Foto 6 - Foto 7 - Foto 8 - Foto 9 - Foto 10 - Foto 11 - Foto 12