El próximo sábado será la beatificación de “Mama Antula”

 

.







El próximo sábado 27 de agosto, la laica consagrada María Antonia de Paz y Figueroa, más conocida como “Mama Antula”, será beatificada en Santiago del Estero por el enviado del papa Francisco, cardenal Angelo Amato, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos; el obispo diocesano, monseñor Jorge Lugones sj, y los auxiliares, monseñor Jorge Vázquez y monseñor Jorge Torres Carbonell, participarán de la ceremonia, que tendrá la presencia de fieles y obispos de todo el país.

“Mama Antula” (1730-1799) dedicó su vida a la caridad, promovió los Ejercicios Espirituales de San Ignacio por todo el país y por Uruguay, especialmente cuando los jesuitas fueron expulsados de América en 1767, y fue la primera en traer a la Argentina una imagen de San Cayetano, el patrono de la paz, el pan y el trabajo, cuya veneración impulsó.

El gobierno argentino declaró de Interés Nacional los actos celebrativos por la beatificación, tanto el 27 en el Parque Aguirre de la capital santiagueña, como la misa y procesión que el 17 de septiembre encabezará el cardenal Mario Poli entre la Catedral Metropolitana, la Basílica de Nuestra Señora de la Piedad (donde descansan los restos de la hoy todavía “Venerable”) y la Casa de Ejercicios Espirituales de la Av. Independencia, a cargo de la congregación que nació con su vida y ejemplo, las Hijas del Divino Salvador.

Biografía de Sor María Antonio de Paz y Figueroa

Nació en 1730 en la ciudad de Santiago del Estero. Desde muy joven comenzó a trabajar con los jesuitas colaborando en la organización de ejercicios espirituales. Luego partió a Buenos Aires, donde se dedicó durante veinte años a predicar el mensaje de Cristo.

En 1795 fundó la Santa Casa de Ejercicios Espirituales en Buenos Aires, la que aún sigue cumpliendo su misión bajo el cuidado de la congregación Hijas del Divino Salvador. Falleció el 7 de marzo de 1799 en dicha residencia, y sus restos descansan en la actualidad en la iglesia de Nuestra Señora de la Piedad, de la ciudad de Buenos Aires.

El 2 de julio de 2010, Benedicto XVI autorizó a la Congregación para las Causas de los Santos a promulgar el decreto por el que se reconoce que la sierva de Dios María Antonia de Paz y Figueroa (María Antonia de San José) practicó las virtudes cristianas en grado heroico y la proclamó venerable.


Para conocer más la vida de “Mama Antula”: www.mamaantula.org

Fuente: Obispado de Lomas de Zamora / AICA