En la Solemnidad de San José, Mons. Franzini ordenó a dos nuevos presbíteros

 

.







El 19 de marzo pasado, Solemnidad de San José, la Iglesia de Mendoza acogió con inmensa alegría el don de dos nuevos sacerdotes para su Arquidiócesis. Los diáconos Mauricio Del Souc y Gerardo Peñaloza recibieron el sacramento del Orden Presbiteral de manos de Mons. Carlos María Franzini, Arzobispo de Mendoza.

La celebración eucarística inició a las 10hs. con la presencia de Mons. Franzini y su Obispo Auxiliar, Mons. Dante Braida, y una buena cantidad de presbíteros, religiosos y religiosas, vocaciones de especial consagración, diáconos, seminaristas, familiares y fieles de las comunidades de origen de los neo-presbíteros y de las comunidades por las que han ido desarrollando su labor pastoral en su etapa formativa y como diáconos.

En su homilía, Mons. Franzini dirigió su mirada a San José que una vez más “nos ayuda a entrar en este Misterio” […] De algún modo todos los pastores somos “hijos de José”; y lo serán de manera particular ustedes, ordenados en su fiesta”.

El prelado destacó varias de las cualidades y virtudes de San José y señaló que los rasgos de esta filiación “determinan un modo de ser y de vivir el ministerio”: una intensa “vida interior hecha de silencio, escucha y sosiego”; la “obediencia total a la voluntad de Dios, acogida en la oración y manifestada en gestos muy concretos”; “su vida austera, que ha sabido prescindir de cuanto no es necesario para su misión”; “su capacidad de amar con un corazón tierno y desprendido, purificado de apegos desordenados y de sutiles búsquedas de la propia gratificación. En San José el amor casto y oblativo se hace misteriosamente fecundo y plenificador para él y para el mundo. La vocación al celibato es vocación al amor”.

Hacia el final de su homilía, el Arzobispo se refirió a la “necesidad de rezar por las vocaciones sacerdotales” poniendo esta intención en las manos de San José y de “nuestro querido hermano Cristian Appugliese, que ya ha llegado a la meta hacia la que todos caminamos”. Concluyó su homilía pidiendo a San José la “gracia de una fidelidad siempre renovada” para Mauricio y Gerardo.

La celebración litúrgica estuvo acompañada por el Coro Diocesano “Juan Pablo II” (Dir. Juanita Guevara), el Coro “San Agustín” (Dir. Antonio Stirn) y un Grupo Coral (Dir. Diego Vargas) formado especialmente para estas ordenaciones, los cuales ayudaron a elevar el misterio vivido, intercalando ordenadamente los cantos de toda la celebración.

Los neo presbíteros tuvieron su primera misa el Domingo de Ramos en las comunidades en donde ya desarrollan su actividad como vicarios parroquiales, Mauricio Del Souc en la Parroquia Nuestra Señora del Socorro de Tupungato y Gerardo Peñaloza en la Parroquia N. S. del Carmen de Tunuyán.

Descargar Homilía completa de la Misa de Ordenación Presbiteral - Mons. Carlos María Franzini, Arzobispo de Mendoza

Fotos de la Misa de Ordenación Presbiteral
Foto: Cristian (Kiki) García. Protegidas por la Ley de Propiedad Intelectual y Derecho de Autor.

Foto 1
Foto 2
Foto 3
Foto 4
Foto 5
Foto 6
Foto 7
Foto 8
Foto 9
Foto 10
Foto 11
Foto 12
Foto 13
Foto 14
Foto 15
Foto 16
Foto 17
Foto 18
Foto 19
Foto 20
Foto 21
Foto 22
Foto 23
Foto 24
Foto 25
Foto 26
Foto 27
Foto 28
Foto 29
Foto 30
Foto 31
Foto 32
Foto 33
Foto 34