VI - Vida y obra de Mons. José Aníbal Verdaguer, primer Obispo de Mendoza, en el 75º aniversario de su partida al Padre

 

.







El 19 de julio pasado se cumplieron los 75 años de la muerte de Mons. José Aníbal Verdaguer, primer Obispo de Mendoza. Por este motivo, la Congregación de las Hermanas Obreras Catequistas de Jesús Sacramentado, fundada por él, quiere rendirle un homenaje particular: que las personas, especialmente los mendocinos, conozcan durante todo un año y de manera periódica la rica y profunda vida y obra de su fundador, desempolvando escritos y hechos que nos vayan revelando de a poco muchas de sus virtudes.


MONSEÑOR JOSÉ ANÍBAL VERDAGUER (1877 - 1940)
75 ANIVERSARIO DE SU FALLECIMIENTO (1940 – 2015)

VI- José Aníbal Verdaguer ¡Sacerdote!


Desde niño sintió un ansia infinita de santidad. Había nacido para amar a Dios, sólo a Dios y en El a todos los hombres.

Hemos visto que como adolecente y joven sólo buscaba saciar su alma con la lectura de vida de Santos y versos de poetas cristianos; formula propósitos de vida como un anhelo sublime de mejorarse a sí mismo. Desea caminar siempre por la ruta de la virtud.

Dios lo había elegido desde el vientre de su madre ¡Tú eres sacerdote para siempre!

Llego por fin el día tan ansiado por José Aníbal. El 27 de diciembre de 1901 fue ordenado sacerdote en Catedral de San Juan por el obispo Marcelino del Carmen Benavente.

Se sabe que era muy asiduo a la lectura y meditación de las cartas de San Pablo; sus máximas han sido en muchos casos su guía y punto de apoyo. Esta vez resonaría en lo más hondo de su juvenil corazón: “Es preciso vean en nosotros ministros de Cristo dispensadores de los misterios de Dios… lo que en los dispensadores se busca es que sean fieles”.

Es de imaginar la felicidad de la familia Verdaguer- Corominas, que era consciente de esta Gracia que Dios había derramado sobre ellos. Con cuanta unción habían seguido cada uno de los ritos de la ordenación.

La Madre Rosa Verdaguer, y demás religiosas del monasterio de María no pudieron asistir a la ordenación. El recién ordenado Padre Verdaguer decide, entonces, celebrar su primera misa en la Capilla del Monasterio, el 19 de enero de 1902. Luce los ornamentos que su hermana Rosa le preparo para esta celebración (se conservan estos ornamentos en el museo).

Los papás del padre José Aníbal elaboraron tarjetas invitando a la Primera Misa que celebrará su hijo.

Se guarda en una carpeta de archivo el extenso sermón pronunciado por una persona muy erudita. Su letra esta dibujada con pluma y tinta china. Seguramente fue el regalo que le hiciera en esta ocasión para que siempre reflexionara sobre la Gracia tan grande recibida.

¡Te damos gracias Señor por tu Amor!


Descargar VI - José Aníbal Verdaguer ¡Sacerdote!