CARTILLA DE PEREGRINACIÓN DE LA CRUZ DE LOS JÓVENES DE LA PASTORAL DIOCESANA - JÓVENES DECANATO GODOY CRUZ

 

“Siendo jóvenes compartamos el camino de la Cruz”






Esta CARTILLA fue armada por la Pastoral Joven del Decanato Godoy Cruz para poder acompañar el Peregrinar de la Cruz de los jóvenes, según el CRONOGRAMA que adjuntamos. La cruz no es un premio, sino un incentivo para seguir trabajando y creciendo como comunidad decanal. Trabajaremos con diferentes gestos internos y externos.

¿QUIÉNES FORMAMOS EL DECANATO GODOY CRUZ?

Todas las parroquias, cuasi-parroquias, capillas, movimientos, colegios religiosos, etc. que están dentro del territorio del departamento Godoy Cruz.

Como jóvenes del decanato Godoy Cruz y con el apoyo de los sacerdotes de las diferentes parroquias, nos hemos propuesto juntarnos en tres instancias, para compartir y crecer como decanato. 1) En la Vigilia de Pentecostés, esperando juntos al Espíritu Santo. 2) El encuentro preparatorio para la Fiesta Diocesana. 3) Encuentro de Navidad.

BREVE RESEÑA DE LA CRUZ DE LOS JÓVENES DE LA DIÓCESIS DE MENDOZA

Muchos no saben, pero la Pastoral de Juventud de la Diócesis se inspiró en la idea de nuestro querido Juan Pablo II y las Jornadas Mundiales de la Juventud.

En el año 1984, que fue el Año Santo de la Redención, el Papa Juan Pablo II entregó una cruz - como símbolo de la fe - a la juventud del mundo, representada en ese caso por los jóvenes del Centro Internacional Juvenil San Lorenzo en Roma. Éstas fueron sus palabras en aquella ocasión:

“Queridos jóvenes, al clausurar el Año Santo les confío el signo de este Año Jubilar: ¡la Cruz de Cristo! Llévenla por el mundo como signo del amor del Señor Jesús a la humanidad y anuncien a todos que sólo en Cristo muerto y resucitado hay salvación y redención”.

Los jóvenes acogieron el deseo del Santo Padre y desde ese momento, este ‘árbol de la vida’ ha recorrido todo el mundo de la mano de los jóvenes, siendo traspasada en cada Jornada Mundial de la Juventud.
Entonces, en el año 2001 la Pastoral de Juventud de Mendoza toma este legado y le plasma el mismo espíritu de la Cruz peregrina: visitar y acompañar a los jóvenes de nuestra diócesis. Desde entonces la Cruz de los Jóvenes no ha parado de peregrinar entre nuestras comunidades.

Al ser una simple cruz de madera, es difícil de entender qué cosa puede tener de especial. Sin embrago, la intención de la Pastoral de Juventud de la Arquidiócesis de Mendoza con este gesto ha sido acompañar a los jóvenes de los distintos decanatos y promover la integración de los mismos. La Cruz peregrina sale al encuentro de los jóvenes de nuestra Diócesis e ilumina sus realidades particulares.

Cuando vayas a recibir la cruz en tu comunidad, tenés que contarle a tu comunidad y a los jóvenes de toda la parroquia, la cruz va a visitar solamente una vez tu comunidad, es una oportunidad para no desperdiciar, también para las fiestas patronales. Te la van a entregar jóvenes de otras parroquias que quizás no conozcas, estaría bueno que se presenten, que les comenten cómo les fue a ellos con la Cruz y compartan testimonios o anécdotas.