LA "MATER" DE SCHOENSTATT FUE ENTRONIZADA EN LA CIMA DE LOS ANDES

 

Martes 28 Ene 2014
Las Cuevas (Mendoza) (AICA):
Cientos de adherentes del Movimiento Apostólico de Schoenstatt, acompañados por sacerdotes, llegaron al paso de Uspallata, que une a la República Argentina con Chile, para entronizar una imagen de la Mater Admirabilis en la gruta que se halla a metros del Cristo Redentor de los Andes, en el marco de la peregrinación conocida como “Cruzada de María”.


Cientos de adherentes del Movimiento Apostólico de Schoenstatt, acompañados por sacerdotes, llegaron al paso de Uspallata, que une a la República Argentina con Chile, para entronizar una imagen de la Mater Admirabilis en la gruta que se halla a metros del Cristo Redentor de los Andes, la imponente obra escultórica emplazada en 1904 para conmemorar la superación pacífica de las disputas limítrofes.

A través de la cordillera de los Andes, centenares de jóvenes realizaron esta particular peregrinación como signo de unidad internacional y renovación personal. “La subida no fue fácil, pero todos llegamos juntos y, entre cantos, caminamos los metros finales hasta encontrarnos con el Cristo. Allí hicimos un gran abrazo rodeándolo y rezamos juntos pidiendo al Señor por nuestros pueblos”, relató el padre José María Iturrería, que acompañó este gesto que se conoció como la “Cruzada de María”.

La imagen de cerámica fue emplazada en la ermita en el transcurso de una celebración eucarítica concelebrada por varios sacerdotes y con la presencia de seguidores del movimiento procedentes de la Argentina y Chile. Además de la imagen mariana, se dispusieron a su alrededor piedras traídas por cada delegación.

Al concluir la celebración, los cerca de 200 participantes firmaron, al pie de la ermita, el compromiso de ser “portadores del fuego de la Alianza y misioneros para las próximas generaciones". La peregrinación continuará, según indicaron, hasta el sábado 1º de febrero, día en el que planean llegar a Santiago de Chile. A su paso visitarán el santuario de Santa Teresa de los Andes y el templo votivo de Maipú.

Saludo del Papa. Monseñor Guillermo Karcher, ceremoniero del Santo Padre, transmitió a Francisco la realización de la Cruzada de María y aseguró a los schoenstattianos el saludo, la bendición y la oración del Santo Padre.

El mensaje enviado dice lo siguiente: “El santo padre Francisco se alegra profundamente al saber que están llevando la imagen de la Virgen María a los pies de su Hijo en la frontera entre Argentina y Chile.
El gesto comunitario que están efectuando sea un signo de verdadera hermandad.

Que la peregrinación andina se llene así de fe y entusiasmo y sea también testimonio vivo del amor que se vuelve Alianza de Paz, como nos invita nuestra Madre de Schoenstatt. El Papa los saluda, los bendice y les asegura su oración. Les pide a su vez que recen por él desde las altas cumbres cordilleranas.+