SE BENDIJO EL PRIMER “CINERARIO” EN EL INTERIOR DE UN TEMPLO EN LA DIÓCESIS

 

El pasado 10 de agosto, durante la misa de las 10:30hs., Monseñor Franzini bendijo el primer “Cinerario” en el interior de un templo de la Diócesis, que se ubica en la Iglesia Catedral Nuestra Señora de Loreto.

Cabe destacar que la Parroquia se compromete a celebrar una Misa a perpetuidad por los fieles cuyas cenizas estén depositadas en el cinerario. Ésta será los primeros sábados de mes en el horario vespertino.

A continuación ofrecemos un texto explicativo a modo de preguntas y respuestas sobre el sentido del cinerario y cómo solicitarlo.

Descargar texto “El Cinerario”
Ver foto del Cinerario


“EL CINERARIO”

¿Qué es un cinerario? El Cinerario es un lugar de oración y de consuelo, de encuentro con el Señor. Es el lugar en cual se depositan las cenizas de una persona fallecida cuyos restos fueron cremados.

¿La Iglesia permite la cremación de nuestros cuerpos? Nos dice el Catecismo de la Iglesia en sus números 2300 y 2301: “Los cuerpos de los difuntos deben ser tratados desde la fe con respeto y caridad, y con la esperanza de la resurrección final. Darle sepultura a los muertos es una obra de misericordia corporal, que honra a los hijos de Dios, templos del Espíritu Santo…” “La Iglesia permite la incineración cuando con ella no se cuestiona la fe en la resurrección del cuerpo (cf CIC can. 1176 § 3).”

¿Había necesidad de hacer uno? Es un hecho, por distintas y fundadas razones, que se va extendiendo entre nosotros la práctica de la cremación de nuestros seres queridos, por eso la Iglesia sale al encuentro de este requerimiento y pone este medio para que se le pueda dar un trato y un lugar digno a las cenizas de los fieles difuntos.

¿Por qué en un Templo? La implementación de los cinerarios retoma la tradición de unir el eterno descanso de los fieles difuntos con el templo y propone otorgar al lugar donde reposan los restos de quienes han sido consagrados por el bautismo la sacralidad que le corresponde, de acuerdo a nuestra fe en la vida eterna y a nuestra esperanza en la resurrección final.

¿Cómo es? Se ha construido un cubo de hormigón armado (a prueba de movimientos sísmicos) que garantiza la conservación de las cenizas. En el cinerario se depositan, de forma común (sin ningún envoltorio) y definitiva (no se pueden recuperar), las cenizas de los fieles.

¿Cómo se debe solicitar? Para hacerlo, quien lo solicite deberá presentar en la secretaría parroquial la siguiente documentación: DNI, un documento que certifique el lazo de parentesco, el certificado de defunción y de la cremación respectiva (todo en original y fotocopia). Se firmará un convenio privado entre el familiar y la Parroquia.

¿Queda una constancia? El depósito de las cenizas del difunto será registrado en un libro parroquial abierto para tal fin, y se entregará un certificado de que las cenizas han sido depositadas a perpetuidad en el cinerario.

¿Se rezará por el descanso eterno del alma de la persona? La Parroquia se compromete a celebrar una Misa a perpetuidad por los fieles cuyas cenizas estén depositadas en el cinerario. Ésta será los primeros sábados de mes en el horario vespertino.

¿Tendrá un costo el poder depositar las cenizas en el cinerario? Si, se pedirá una contribución monetaria por única vez. Podrá ser hecho de una vez ó en cuotas. Todo pedido de excepción deberá conversarse con el párroco.

¿Cuándo se depositarán las cenizas? Una vez cumplidos todos los trámites, el depósito de las cenizas en el cinerario se harán los primeros viernes de mes (día del Sagrado Corazón) de marzo a diciembre a continuación de la celebración de la Eucaristía vespertina. En la misma rezaremos pidiendo la vida eterna para nuestros difuntos y para que sea renovada nuestra fe y esperanza en Cristo Resucitado.

INFORMES en Secretaría de la Catedral Ntra. Sra. de Loreto
Dirección: José Federico Moreno 1316, Ciudad de Mendoza
Teléfono: 4255654
Atención:
- Martes a viernes de 9 a 12 y de 16:30 a 19hs.
- Sábado de 9 a 12hs.