Ciclo de Testimonios: “MENDOZA PRESENTE EN LA JMJ RIO 2013”

 

La iniciativa del Ciclo de Testimonios: “Mendoza presente en la JMJ RIO 2013” tiene la finalidad de recoger y compartir testimonios de católicos mendocinos sobre las vivencias de la reciente Jornada Mundial de la Juventud en la ciudad de Río de Janeiro, junto a nuestro Papa Francisco, en su primer viaje apostólico a América Latina, que coincide con su primera gran cita con los jóvenes del mundo entero.

Que la experiencia vivida y compartida por estos testigos del amor de Cristo infunda en nuestros corazones el fiel deseo de seguir a Cristo, de ser coherentes en nuestra vida, de ”no licuar la fe” y despierte en nosotros lo que el lema de la Jornada proponía: “Vayan y hagan discípulos a todos los pueblos”. Mt 28, 19


Testimonio de Denis Vitale
Seminarista del 3º año de Teología

En estas breves líneas intento convidar tres frutos, un poco recibidos un poco cosechados, a partir de lo vivido en la JMJ. De menor a mayor:

- en primer lugar, vivir todo el acontecimiento de fe con la familia del Seminario (tanto con los que pudimos ir como con los que nos acompañaban desde aquí). Fue muy significativo para mí compartir cómo tanto el itinerario geográfico como el itinerario de fe, de un modo u otro, nos alentaba a sacar “la mejor versión” de cada uno: alegría, paciencia, espíritu de entrega, aliento, diálogo edificante, etc.

- en segundo lugar, la búsqueda de vivir el acontecimiento de fe en clave de Iglesia. En el ambiente se respiraba el perfume de la “causa final” de todo ese despliegue mundial: Jesús. Creo que por eso experimenté con tanto asombro numerosas manifestaciones concretas de la Iglesia que busca vivir las actitudes de su Señor. Fundamentalmente comparto dos: la acogida y el servicio, movidos no por un cariño a título personal sino por cariño a Jesús, por “ser sus amigos”, y la entrega generosa y silenciosa a la misión ad gentes de numerosos sacerdotes.

- Por último, haber sentido algunos chispazos de entrar en “sintonía” con Jesús a partir de gestos y palabras de Francisco. Estando en la playa, a orillas del mar, Francisco hizo memoria del llamado de Jesús a los primeros discípulos… allí sentí nuevamente la presencia de la Gracia golpeando la puerta del corazón para despabilarme, para recibir nuevamente el llamado a seguirlo, para responder con una más generosa y concreta entrega.

Gracias por la colaboración con nuestra formación en el Seminario y sigan acompañándonos rezando por las vocaciones. Unidos en la oración.