Ciclo de Testimonios: “MENDOZA PRESENTE EN LA JMJ RIO 2013”

 

La iniciativa del Ciclo de Testimonios: “Mendoza presente en la JMJ RIO 2013” tiene la finalidad de recoger y compartir testimonios de católicos mendocinos sobre las vivencias de la reciente Jornada Mundial de la Juventud en la ciudad de Río de Janeiro, junto a nuestro Papa Francisco, en su primer viaje apostólico a América Latina, que coincide con su primera gran cita con los jóvenes del mundo entero.

Que la experiencia vivida y compartida por estos testigos del amor de Cristo infunda en nuestros corazones el fiel deseo de seguir a Cristo, de ser coherentes en nuestra vida, de ”no licuar la fe” y despierte en nosotros lo que el lema de la Jornada proponía: “Vayan y hagan discípulos a todos los pueblos”. Mt 28, 19

Testimonio de Vanesa Aballay
Parroquia San Antonio de Padua (Las Heras)

¡¡Hermanos en Cristo!!

Mi nombre es Vanesa y fui a la Jornada Mundial de la Juventud en Río. Antes de partir una amiga me dijo que esta experiencia me cambiaría en muchos aspectos, al principio no lo entendí, ni mucho menos lo creí así. De verdad, es que al ver que somos tantos jóvenes, de tantas partes del mundo, con realidades distintas, pero que nos unía lo mismo... Jesús... fue lo que mas me cautivo y me lleno. Pude ver y sobre todo vivir la GRAN IGLESIA que somos, entre los jóvenes no había barreras ni raciales, ni sociales, éramos jóvenes convocados y nos sentíamos totalmente alegres de haber podido responder.

Al principio parecía difícil el comunicarse, mas si uno no sabia algún otro idioma, pero no hacia falta, pues todos hablábamos el mismo Lenguaje. Para que puedan comprender les cuento que yendo en el subte a Copacabana se subían tantos jóvenes de distintas nacionalidades que comenzaba un grupo a cantar, y luego otro, y así los demás, tratando de imitar las "coreos" y las letras de las canciones como se podía, pues iba lleno.

A pesar del cansancio, de la lluvia, o de cualquier dificultad, reinaba la alegría y los cantos por donde fueras. De repente te cruzabas con algún grupo que te gritaba de donde era y nosotros le respondíamos, o nos reconocían por las remeras de argentina y venían a saludarnos. Todos eran super hospitalarios, sobre todo los mismos brasileros que nos acogieron con los brazos abiertos como el mismo Cristo de Corcovado; de hecho los que prestaban sus casas o habitaciones a los peregrinos en las noches, sin tener ningún deber de hacerlo, nos esperaban con comida o algo para tomar.

La pregunta de muchos amigos ha sido si pude ver de cerca al Papa, y la verdad es que a penas lo vi pasar en el papamóvil a un par de metros, pero eso no es motivo para que no me haya sentido totalmente emocionada al escucharlo y Super Bendecida de haber podido estar ahí. Todos sus gestos y sus palabras hacia los peregrinos y hacia los lugareños me llevan a ver tan presente a Jesús en él, a no solo ser ¡LA JUVENTUD DEL PAPA!! sino también a ser ¡LA JUVENTUD DE CRISTO!!

En lo personal, el poder ir fue sólo por la Providencia Divina, Él se encargo de proveer todo para el viaje y sobre todo de preparar mi corazón. De hecho hay tanto guardado que no hay palabras que puedan expresar todo lo vivido, ni siquiera las fotos alcanzan a mostrar tanto Amor. Por eso en mis oraciones sigo dando Gracias a Dios y a todos los que me ayudaron de alguna manera...GRACIAS!!! los tengo a todos muy presentes en la Oración!!

Y como el papa y muchos obispos y sacerdotes nos pidieron: SALGAMOS A ANUNCIARLO A TODOS!!

Bendiciones, Paz y Bien...