POSTERGACIÓN DE LA JORNADA PASTORAL DIOCESANA 2013

 

Ofrecemos a continuación una carta de nuestro Arzobispo, Carlos María Franzini, destinada a todos los agentes pastorales de la Arquidiócesis, en donde expone los motivos de la postergación de la Jornada de Pastoral 2013, además de proponer la nueva fecha para la realización de la misma.

Agradecemos difundir esta carta a todos los agentes pastorales.

Descargar carta


Mendoza, 1 de agosto de 2013

A los agentes pastorales
de la Arquidiócesis
____________________________

Queridos hermanos:

Como recordarán muchos de ustedes, que participaron del encuentro “juntos caminamos” el pasado 9 de marzo, en aquella oportunidad los invité a vivir este año como tiempo de gracia y transición, teniendo en cuenta mi reciente llegada a la diócesis y la necesidad que tengo como Pastor de ir “apropiando” progresivamente el rico camino pastoral de la Arquidiócesis. También les dije que estamos en tiempo de siembra, ya que la marcha de la pastoral ordinaria no se detiene y –en toda circunstancia- lo que realmente importa es el anuncio del Evangelio.

Los meses transcurridos desde aquel encuentro han sido intensos y me han permitido ir adentrándome en la vida de nuestra Iglesia particular. He podido conocer bastantes comunidades parroquiales y educativas; me he puesto al tanto de la marcha de diversos organismos e instituciones; me he encontrado con consagrados y consagradas, laicos comprometidos en la actividad pastoral, como asimismo con presbíteros y diáconos. En las próximas semanas dejaré constituido el Consejo Presbiteral y espero poder constituir a continuación el Consejo Arquidiocesano de Pastoral. No obstante, soy consciente de lo mucho que me falta para conocer más “desde dentro” la vida de nuestra arquidiócesis y afrontar los diversos desafíos que nos presenta la vida pastoral. Por ello vuelvo a reiterar cuanto les decía al mes de mi llegada a Mendoza: la gracia de este primer año de mi servicio entre ustedes es precisamente este tiempo de transición, de paciente espera y sereno discernimiento. Se trata de aprender a vivir con la confianza puesta en Dios, sabiendo que si Él no construye la casa en vano trabajamos los obreros y que Él es el Señor de nuestras vidas y de nuestro tiempo. Mientras tanto la marcha ordinaria de nuestra tarea pastoral no se detiene, cultivamos una mayor disponibilidad y ponemos lo mejor de nosotros aquí y ahora al servicio de la misión.

En este marco es que me ha parecido conveniente, después de oportunas consultas, postergar la jornada de pastoral que estaba programada (según el antiguo calendario pastoral) para el 21 de septiembre. La nueva fecha es el sábado 16 de noviembre, de 8.30 a 12.30. Y el lugar es el mismo Colegio de las Hermanas de la Misericordia, en Mendoza. Además, teniendo en cuenta la dinámica prevista para esta jornada, creo que no son necesarias las reuniones previas en preparación a la misma, que solían realizar los distintos organismos diocesanos.

Les agradezco todo lo que hacen al servicio de la evangelización y los animo a seguir trabajando en comunión al servicio de la misión. Desde ya les pido que recen para que nuestra próxima jornada de pastoral sea una nueva ocasión para conservar y profundizar la “dulce y confortadora alegría de evangelizar” (EN 80).

Con mi afecto y bendición,
+ Carlos María Franzini
Arzobispo de Mendoza