TESTIMONIOS DEL MOMENTO DE ORACIÓN AL ESTILO TAIZÉ

 

El sábado pasado, en las vísperas de la Solemnidad de Corpus Christi, jóvenes de distintas parroquias de Mendoza se congregaron en la Parroquia Asunción de la Virgen y ofrecieron un momento de oración al estilo Taizé. Les compartimos algunos testimonios.

El encuentro de oración quiso ser de espíritu contemplativo, un tiempo sereno de encuentro con Dios a través de la bella sencillez del canto, la escucha de la Palabra y el silencio... y que la música llegue allí donde las palabras no pueden hacerlo. Y así se vivió, un “clima orante muy profundo en donde las personas que fueron pudieron asomarse, por la puerta de la fe, al sublime e inefable paisaje del Misterio, de Dios”.

En una Iglesia llena de fieles, adornada para la ocasión con íconos, telas y muchas velas en torno al altar, un pequeño coro conformado por jóvenes de diversas parroquias de Mendoza, y acompañados de varios instrumentos, ofrecieron este momento de oración al estilo de Taizé. Los comentarios de las personas que asistieron, se repetían de manera entusiasta y agradecida: “Gracias, fue un momento hermoso, profundo, orante”. “El clima hacía que fuera mucho mas fácil rezar”.

Alguno de los jóvenes que participaron cantando dijeron: “Dios se valió de nuestras voces, que son cinco panes y dos pescados, y permitió que muchos se encontraran con Él”. “Los vi rezar. A veces con los ojos cerrados, mientras cantábamos”.

Uno de los seminaristas que organizó el momento de oración nos compartió su experiencia de oración personal durante el momento central, cuando se vivió un silencio intenso: “En ese momento de silencio prolongado repasé cada uno de sus rostros y los confié a Cristo. Fue un momento muy lindo para mí, un momento ‘sacerdotal’, en el sentido de interceder y suplicar y dar gracias por cada uno, por lo que es cada uno, por sus alegrías y tristezas, sus gozos y esperanzas”.


Ver foto

Ver foto