Primera audiencia general de Francisco: “Salgamos a acompañar a Cristo con su Cruz”

 

Ciudad del Vaticano (AICA): En la primera audiencia general de su Pontificado, el papa Francisco reflexionó sobre qué significa vivir la Semana Santa para nosotros, qué significa seguir a Jesús en su camino del Calvario hacia la Cruz y la Resurrección. “¿Qué significa para nosotros vivir este tiempo? ¿Qué significa seguir a Jesús en su camino hacia el Calvario, hacia la Cruz y la Resurrección?, se preguntaba el Papa en su catequesis semanal, realizada hoy en la Plaza de San Pedro por la numerosa afluencia de fieles.


Como en el domingo de Ramos, el santo padre, puso de relieve la necesidad de salir de nosotros mismo, para ir a las periferias de la existencia, hacia nuestros hermanos y hermanas, hacia los más necesitados de consuelo y ayuda.

“¿Qué significa para nosotros vivir este tiempo? ¿Qué significa seguir a Jesús en su camino hacia el Calvario, hacia la Cruz y la Resurrección?, se preguntaba el Papa en su catequesis semanal, realizada hoy en la Plaza de San Pedro por la numerosa afluencia de fieles.

“Significa vivir como Cristo, como un buen padre o una buena madre". Dios no esperó a que fuésemos a él, sino que "Él vino a nosotros". "El da siempre el primer paso, Él se mueve hacia nosotros".

“Significa salir de nosotros mismos para ir al encuentro de los demás, a la periferia de la existencia, a los más alejados, a los olvidados, a quienes necesitan comprensión, consuelo y ayuda. Vivir este tiempo significa también entrar cada vez más en la lógica de Dios, de la Cruz y del Evangelio.

Cristo sufrió incluso "la traición de un amigo", pero sigue "en medio de nosotros". "Jesús no tiene casa, porque su casa es la gente, somos nosotros".

En Semana Santa, "vivimos la cumbre de este diseño de amor que recorre la historia de la humanidad. Cada uno de nosotros, puede decir Jesús se entregó en la cruz por mí, por mí", enfatizó el Pontífice.

Invita a vivir la Semana Santa "siguiendo a Jesús", "aprendiendo a salir de nosotros mismos, para ir hacia las periferias de la exitencia". Hacia nuestros hermanos, especialmente "hacia los más olvidados, los que más necesidad tienen de ayuda y consolación".

Vivir la Semana Santa es "entrar en la dinámica de la cruz y del amor". En la lógica del Evangelio.

Invita a no vivir la fe de una "forma rutinaria y cansada" y recuerda que "la misericordia de Dios salva y da la esperanza".

Hay que salir del aprisco de las 99 ovejas. "Salir de nosotros mismos", en busca de las ovejas perdidas.

Aguno puede decir: "no tengo tiempo y soy pecador". Y me conformo con un gesto de caridad y una misa dominical distraída, pero "no tenemos el coraje de salir de nosotros mismos".

"Dios piensa siempre con misericordia. Nunca olviden esto, dijo Francisco. Dios es el padre que espera la vuelta del hijo y le sale a su encuentro. Este es nuestro Padre misericordioso".

"Dios piensa como el samaritano...nunca mira para otro lado...Socorre siempre, sin preguntar nada...si era pagano, samaritano, rico, pobre...no pregunta nada...solo ayuda".

En Semana Santa -pide el Papa- "tenemos que abrir nuestras parroquias, movimientos". ¡Qué pena tantas parroquias cerradas!

“Salir siempre con el amor y la ternura de Dios, en el respeto y la paciencia, sabiendo que nosotros ponemos las manos, los pies, el corazón, pero es Dios quien guía y hace fecundas nuestras acciones”.+