Carta al pueblo de Dios

 

Para ser leída en las Misas del fin de semana del 2 y 3 de febrero.


A todos los fieles católicos
de la Arquidiócesis de Mendoza.



Queridos hermanos y hermanas en el Señor:

¡Qué la paz de Cristo esté siempre con ustedes!

Estamos a pocos días de vivir un acontecimiento de primera importancia: la llegada de nuestro nuevo Arzobispo, Carlos María Franzini.

Tendrá lugar el próximo sábado 9 de febrero, a partir de las 10:00 hs en el Santuario “Nuestra Señora de Lourdes” de El Challao. Después de la celebración eucarística, nos reuniremos para un brindis en el Auditorio “Ángel Bustelo”.

Ambos momentos están abiertos a la participación de todos.

La llegada del nuevo obispo es un signo del amor del Buen Pastor que, a través de sus ministros, nunca abandona a su pueblo.

El obispo es sucesor de los apóstoles. Continúa la misión de predicar el Evangelio, santificar y guiar a la porción del pueblo de Dios que le ha sido confiada.

En el Año de la Fe, el Señor nos regala la oportunidad de experimentar nuevamente la alegría de pertenecer a la Iglesia de Cristo.

Por eso, estamos orando por nuestro nuevo obispo, pero también por nosotros: que cada uno redescubra su propio lugar en el cuerpo místico de Cristo, su vocación y misión.

Los invitamos entonces a tomar parte de esta celebración.

Los ancianos, enfermos y otras personas imposibilitados de ir al Santuario pueden, sin embargo, unirse a la celebración con su oración y el ofrecimiento de su propia vida. Lo que une a la Iglesia es la caridad de Cristo que el Espíritu Santo infunde en nuestros corazones.

La Virgen del Rosario y el Apóstol Santiago los bendigan.


+ José María Arancibia
Arzobispo emérito de Mendoza

+ Sergio O. Buenanueva
Obispo auxiliar y
Administrador diocesano