Triduo de preparación para la Solemnidad de Nuestra Señora del Rosario

 

Presentación:

Este subsidio tiene como finalidad proponer algunas sugerencias para los tres domingos que anteceden a la Fiesta Patronal Diocesana en honor a la Virgen del Rosario. Este año se celebrará el domingo 7 de octubre.

Se trata de realizar un gesto sencillo, antes de la bendición final, con el fin de preparar espiritualmente la participación en la Fiesta Patronal Diocesana.

Para ello, se sugiere destacar de algún manera la imagen de la Virgen que se venera en el templo. Mejor si es una imagen de la Virgen del Rosario. Cada domingo se realizará un gesto distinto, según el siguiente programa:


Domingo 16 de setiembre

“María, la más perfecta discípula de Jesús: escucha, cree y confía”


Gesto:

- Acercar al altar de la imagen de la Virgen una Biblia, mientras se hace algún canto adecuado.

- Introducción: Nadie como María ha escuchado la Palabra de Dios, sembrada en ella. Nadie como ella ha producido el fruto más precioso: la Encarnación del Hijo de Dios. En silencio pidámosle a María que nos enseñe a ser obedientes a la Palabra de Dios.

- Momento de silencio

- Letanía. A cada súplica, respondemos:

Enséñanos a recibir la Palabra

Tú que recibiste con fe el anuncio del ángel…
Tú que conservabas la Palabra, meditándola en tu corazón…
Tú que fuiste terreno fértil para la divina siembra…
Tú, la discípula más perfecta de Jesús…
Tú, que escuchaste y pusiste en práctica la enseñanza del Evangelio…
Tú, modelo de la Iglesia que escucha, cree y anuncia el Evangelio…

- Rezamos juntos el Ave María o el Angelus



Domingo 23 de setiembre

“María, la Virgen de la Reconciliación”


Gesto:

- El presbítero entrega a unos fieles la estola morada para que la coloquen junto a la imagen de Nuestra Señora.

- Introducción: En el vientre purísimo de María, Dios inició la reconciliación de toda la humanidad. María es la Virgen de la Reconciliación. La invocamos como Madre de la misericordia y refugio de pecadores. Ella, que nos enseña a recibir la buena semilla de la Palabra, nos ayude a trabajar por la pacificación de los corazones. Lo pedimos en silencio.

- Momento de silencio

- Letanía. A cada súplica, respondemos:
Danos la paz de Cristo

Porque muchas veces vacilamos en la fe…
Porque hay demasiado rencor en los corazones…
Para que acudamos con gozo al sacramento del perdón…
Para que seamos testigos de la misericordia…
Para que vivamos el perdón y la paz de Cristo…
Para que nuestro pueblo experimente el gozo de la reconciliación…

- Rezamos juntos el Ave María o el Angelus


Domingo 30 de setiembre

“María, camino de encuentro con Cristo”


Gesto:

- Repartir la oración a Jesucristo que se transcribe abajo.

- Unos niños llevan un cirio encendido a los pies de María.

- Introducción: María es camino seguro de encuentro con Cristo. Ella nos enseña a pronunciar, cada día, el Amén de la fe. Ella está con nosotros, de manera especial, cuando nos reunimos para celebrar la Eucaristía dominical. A María le pedimos una fe viva y gozosa en Jesucristo, su Hijo. Oramos en silencio.

- Momento de silencio

- Introducción: el próximo domingo, Fiesta patronal diocesana en honor a la Virgen del Rosario, vamos a renovar nuestras promesas bautismales.

Preparémonos rezando juntos una oración inspirada en el Documento de Aparecida:

Jesús,
Maestro, Amigo y Salvador:
Quiero expresarte
la alegría de ser tu discípulo
y de haber sido enviado
con el tesoro de tu Evangelio.
Es la alegría de María, tu madre.
Ser cristiano no es una carga,
sino un regalo, un don, una bendición.
¡Cómo deseo que la alegría
de haberme encontrado con Vos,
llegue a todos los hombres y mujeres
heridos por la adversidad!
Conocerte, Jesús, es el mejor regalo
que puede recibir cualquier persona.
Haberte encontrado
es lo mejor que me ha ocurrido en la vida,
y darte a conocer,
con las palabras y con la vida,
es mi mayor alegría.
Creo en Vos, Señor Jesús,
con la fe de la Iglesia.
Con mis hermanos y hermanas
me dispongo a decirte:
Sí, creemos.
Aumenta, Señor, nuestra fe.

Amén.


Sergio O. Buenanueva
Obispo Auxiliar de Mendoza.