Falleció hoy en Luján Monseñor Paulino Reale

 

Mons. Paulino Reale Cirinná 1924 – 2012

En horas de la tarde de hoy, 29 de marzo, a los 88 años de edad, falleció en Luján en su comunidad de la Capilla Santa Inés donde se desempeñaba como párroco, el obispo emérito de Venado Tuerto, Mons. Paulino Reale.

Sus restos son velados en las dependencias de la capilla Santa Inés y la Misa Exequial se celebrará en el mismo lugar, el día viernes 30, a las 17:00 horas, seguidamente se efectuará el sepelio de sus restos en los jardines de la Capilla.

Una intensa labor como sacerdote de Mendoza

Mons. Paulino Reale Cirinná nació en Canicattini Bagni, Siracusa, Italia, el 25 de enero de 1924. En 1937, ingresa al Seminario de Siracusa y, al año siguiente, por la amenaza de una guerra mundial, viaja a nuestro país junto a su madre. Su padre se encontraba en Argentina desde 1926.

En Mendoza -bajo la tutela de los obispos Verdaguer y Buteler- continúa su formación sacerdotal en los seminarios de San Juan y Córdoba.

Concluye sus estudios y formación en el año 1948, siendo ordenado sacerdote el 5 de diciembre en la iglesia parroquial de Maipú, Mendoza, donde el día 8 celebra su primera Misa Solemne.

Durante los años de sacerdocio fue: vicario parroquial de Nuestra Señora de Luján de Cuyo (1949-1952); párroco de Santa María Goretti (1952-1968), y párroco de Nuestra Señora de Lujan de Cuyo (1968-1989).

Fue miembro del Cuerpo Párrocos Consultores (1959) y del Colegio de Consultores durante dos periodos (1975 y 1983). Además se desempeñó como decano del Decanato Godoy Cruz y como Miembro del Consejo Presbiteral (1982-1984).

En los más de veinte años que trabajó en Luján, realiza una intensa labor pastoral y comunitaria, en obras y emprendimientos, entre los que se pueden destacar: creación de varios centros de Acción Católica, especialmente de jóvenes y obreros; fundación de los colegios “Santa María Goretti” y “San Pablo”; construcción de los barrios “Santa Inés”, mediante la promoción del sistema de ayuda mutua; acompañamiento de jóvenes lujaninos en su discernimiento vocacional, lo que permitió que 17 de ellos se ordenaran sacerdotes durante su labor parroquial.

El 19 de junio de 1989, Juan Pablo II lo eligió obispo de Venado Tuerto (Santa Fe) siendo ordenado el 8 de septiembre de 1989 por el cardenal Raúl Francisco Primatesta, arzobispo de Córdoba, fueron obispos co-consagrantes: Mons. Cándido Genaro Rubiolo, arzobispo de Mendoza y Mons. Ubaldo Calabresi, nuncio apostólico.

Tomó posesión de esta sede el 17 de septiembre de 1989. El 24 de marzo de 2001, el Santo Padre aceptó su renuncia por razones de edad, designándolo obispo emérito de Venado Tuerto.

Retorna a Luján de Cuyo, donde continúa su labor pastoral residiendo en la casa de la Capilla Santa Inés y centrando sus esfuerzos en la finalización de la construcción de esta Capilla.

El 29 de marzo de 2012, a las 14:00 horas, es llamado a su destino final, al lugar de los elegidos, de los discípulos fieles, al lado del Padre Eterno.