Primera reunión del año de los obispos de la Región Cuyo

 

El Encuentro se realizó en la diócesis de San Luís

Del 14 al 15 de marzo tuvo lugar la primera reunión del año de los obispos de la Región pastoral “Cuyo”. El encuentro se realizó en el Monasterio de monjas benedictinas de “Suyuque” en las sierras puntanas.

Esta Región pastoral está conformada por las diócesis de San Juan, Mendoza, San Luis, La Rioja y San Rafael.

De la reunión participaron: Alfonso Delgado, arzobispo de San Juan; José María Arancibia, arzobispo de Mendoza; el diocesano de San Luis, Pedro Daniel Martínez; el obispo de San Rafael, Eduardo María Taussig; y el obispo auxiliar de Mendoza, Sergio Buenanueva. Ausente con aviso, Roberto Rodríguez de La Rioja.

En esta primera reunión del año se repasaron varios temas de interés común. Como otras reuniones episcopales, se inicia con un intercambio libre de temas de interés pastoral.

En el centro de las preocupaciones de los pastores de Cuyo está, sin dudas, la evangelización en el contexto socio-cultural propio de las diócesis de esta región. El anuncio del Evangelio y la transmisión de la fe en el marco de la convocatoria del Año de la Fe, como también la formación de los futuros pastores, la catequesis y el accionar de Caritas, son algunos de los temas que fueron repasados en la agenda de los obispos.

Una atención particular mereció el funcionamiento del Tribunal Interdiocesano de Mendoza de reciente creación, y que ha comenzado a ofrecer un valioso servicio a los fieles católicos de estas diócesis.

El encuentro obliga a un trabajo intenso, siguiendo una apretada agenda de temas. Se destaca, sin embargo, el clima fraterno, la oración común centrada en la Eucaristía, y el deseo de ser fieles a la misión pastoral confiada por Cristo a los obispos.

Hoy, ser obispo plantea desafíos particulares. Vivimos tiempos de profundos cambios. Los desafíos pastorales se multiplican, y el ministerio de los obispos plantea nuevos y agudos interrogantes. La comunión y el afecto colegial, el diálogo franco y la iluminación recíproca son una ayuda inestimable para el ejercicio del oficio pastoral propio del obispo.

El encuentro concluyó con la publicación de una Declaración común con ocasión del reciente fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre abortos no punibles.