Universitarios del país decidieron un camino a recorrer

 

Por Mauricio Raúl Manini

El pasado 23 y 24 se vivió en nuestra provincia un nuevo Encuentro Nacional de Agentes de Pastoral Universitaria, el ENAPU Mendoza 2011. Jóvenes, docentes y sacerdotes de toda la Argentina se acercaron al parque San Martín donde se dieron los encuentros y se repensó la manera de trabajar a nivel nacional.

La invitación de la Comisión Episcopal de Pastoral Universitaria (CEPaU) tuvo eco en varias regiones y llegaron contingentes de San Juan, Córdoba, Buenos Aires (Provincia y CF), Santa Fe, La Pampa, Misiones, Catamarca, Tucumán, La Rioja y Neuquén, por mencionar algunos. Además de diócesis propias de cada provincia como San Rafael, Rosario, Tandil, Rafaela, San Justo, Mar del Plata, Río Cuarto y otras.

Los organizadores de la Pastoral Universitaria Mendoza (PUM) decidieron como lema la frase bíblica de Juan (10,5): “Yo soy la vid, ustedes los sarmientos”. El tema sobre el cual giraron los debates y ponencias fue la responsabilidad profética del bautizado de cara a la Universidad. Una cuestión poco simple cuando cada grupo trabaja bajo un mismo evangelio pero con realidades distintas.

En lo que antes fuese el hospital Emilio Civit, el viernes 23 y el sábado 24 se realizaron diversas exposiciones. Los tópicos fueron una síntesis histórica de la PU, el perfil psicológico del Agente de Pastoral Universitaria (APU), el bautizado en su ámbito educativo, y la universidad hoy: notas y desafíos pastorales. Este último fue dado por el rector de la UNCuyo, Ing. Arturo Somoza, y el de la Universidad Católica de Córdoba, Rafael Velazco. También un grupo de jóvenes aprovechó para exponer sobre el encuentro Iberoamericano en Granada entre Pastorales Universitarias de Latinoamérica y España durante la Jornada Mundial de la Juventud.

El día domingo se trabajó sobre los análisis de cada día para poder proponer líneas de acción para la PU nacional. Según la modalidad adoptada, cada grupo poseía un secretario que se encargaba de escribir las conclusiones de cada trabajo. El último día, el grupo de secretarios se reunió y tras evaluar las propuestas se llegaron a 5 conclusiones que cada participante pudo llevar en una hoja impresa.

La vida interna

Los participantes se alojaron en la Escuela Hogar Eva Perón y la casa de retiro Monseñor Orzali. Para llegar al predio había que caminar un trecho que se llenaba de chistes, música y experiencias de cada región.

El sábado 24 a la noche fue un momento festivo pues además de celebrar la alegría del encuentro, este evento coincidió con el 6to cumpleaños de la PUM y el festejo no podía obviarse. La casa Orzali fue el punto donde se convocaron jóvenes de todo Mendoza y se hizo la espera con juegos, karaoke y baile. Lo que se dice empezar un nuevo año con todo y bien acompañado.

Finalmente, para el último día antes de las conclusiones se organizó una visita turística a distintos puntos del Parque General San Martín y el Campus de la UNCuyo. En el Cerro de la Gloria algunos empezaron a explicar los significados del monumento y aprendieron tanto turistas como propios mendocinos.