Pastoral sacerdotal

 

Reflexión del Blog de Mons. Sergio Buenanueva

En la reciente Asamblea Plenaria del Episcopado Argentino (la n° 100), dedicamos dos días a reflexionar sobre la “pastoral sacerdotal”.

Se trata de una expresión reciente que designa una realidad de siempre: la acción de la Iglesia madre que acompaña a sus hijos sacerdotes para que vivan plenamente su vocación y misión. En otras palabras: que los curas sean santos, con la santidad propia de los pastores, que se configuran con Jesucristo Buen Pastor en el ejercicio del ministerio.

El ejercicio del ministerio del Espíritu supone, para el cura: anunciar la Palabra que despierta la fe, reunir al Pueblo de Dios en la caridad, santificarlo por la celebración de los misterios santos, especialmente la Eucaristía y la Reconciliación.

El interés de los obispos por los sacerdotes brota de un amor muy grande por ellos y por el Pueblo de Dios. Lo he podido palpar en estos días.

Pudimos escuchar algunos testimonios de sacerdotes jóvenes, de mediana edad y ancianos. Repasamos los principales desafíos que suponen las cuatro dimensiones de la formación permanente: humano-afectiva, espiritual, intelectual y pastoral. Fue muy importante el repaso que hicimos de la rica enseñanza conciliar sobre la relación obispo-presbíteros. Estuvo a cargo de Mons. Carmelo Giaquinta.
Lo más importante fue el diálogo e intercambio entre los obispos en grupos más pequeños de trabajo. Me impresionó que la mirada sobre la realidad de los sacerdotes provenga de una fe muy honda de los obispos, de una conciencia muy lúcida de la prioridad de la gracia del Espíritu Santo en la santificación de los sacerdotes.

Sin duda que no faltó la mirada sobre los problemas y desafíos más preocupantes que presenta la realidad presbiteral hoy, sobre todo, en los sacerdotes más jóvenes.

En estos, como en otros temas similares, percibo la llamada de Dios a una conversión del corazón, a una reforma de vida más radical, y a un seguimiento de Cristo que toque todas las dimensiones de nuestra persona.

La pastoral sacerdotal es una pastoral de la santidad sacerdotal.